Necrológicas
  • José Arturo Olavarría Velásquez
  • Víctor Serón Nail

Carabineros puso fin a custodia permanente de casi 3.000 ovinos de presuntos abigeatos

Por La Prensa Austral martes 4 de junio del 2019

Compartir esta noticia
1.661
Visitas

Por más de 30 días mantuvo personal permanente custodiando el ganado lanar

El jefe de los Servicios Policiales de la 3ª Comisaría señaló que a la institución le significaba mantener dos funcionarios en forma estable, haciendo refuerzos con personal de destacamentos fronterizos

“La obligación legal, cuando las especies son incautadas por la Justicia, en este caso por la Fiscalía Local de Porvenir, corresponde a la misma Fiscalía”, sintetizó el jefe de los Servicio Policiales de la 3ª Comisaría de Carabineros de Tierra del Fuego, capitán Nicolás Cea, a propósito de los más de 30 días en que personal de esa unidad policial ha debido permanecer en el Lote 83 del denominado “mega abigeato”, desbaratado por la misma institución a inicios de mayo pasado.

Para mantener la custodia dispuesta por la Fiscalía y aceptada por el Juzgado de Letras y Garantía de Porvenir, tras las audiencias respectivas y alegaciones posteriores en esta causa en que hubo cinco detenidos, se comisionó a los carabineros fueguinos, que durante todo este tiempo han destinado a sus efectivos haciendo guardia permanente en el predio ganadero, distrayendo a su vez a los mismos hombres del cumplimiento de otras obligaciones.

La situación llevó al capitán Cea a entrevistarse con la fiscal titular de Porvenir, Wendoline Acuña, para llegar a un acuerdo al respecto, ya que resultaba inadecuado que los funcionarios de la policía uniformada siguieran en tal tarea de vigilancia permanente en área rural. “En esta situación, como la Fiscalía no tiene los medios ni acá alguna forma para mantener la custodia de estos ovinos, nosotros (Carabineros) le prestamos colaboración mientras se llevaban a cabo las diligencias, las cuales ya pasaron”.

Levantan “punto fijo”

“Así que como oficial de la comisaría optamos por levantar el ‘punto fijo’ en el sitio del resguardo. De tomas maneras, igual le vamos a colaborar a los fiscales, porque entendemos que es un procedimiento de importancia, entonces vamos a proceder a hacer rondas al predio donde se mantienen los animales”, anunció el segundo jefe de la comisaría isleña.

Cea añadió que no existe una obligación legal, ni se les puede instruir por tanto tiempo el mantener a su gente en el predio en que se descubrió y aclaró el mencionado delito. Explicó que como en la última audiencia judicial quedó registrado en acta que los animales debían seguir en custodia de Carabineros, optó por acudir de inmediato a precisar con la fiscal, que era impropio que los efectivos policiales siguieran -en los hechos- a cargo de los animales, a los cuales el tribunal aún no les da un destino definitivo.

El capitán Cea estimó que precisamente en la próxima audiencia judicial (el jueves próximo) se va discutir que el piño quede al resguardo de algún ganadero del sector, el que podría tener algún beneficio a futuro por esta prestación, ya que tampoco se trata de una labor gratuita. “Siempre y cuando los detenidos queden condenados, probablemente se le indemnice (al custodio particular) quizás con parte de los mismos animales que cuidó. Ahí lo ideal sería comprometer a la Asociación de Ganaderos, que está tan preocupada por este tema”, terminó sugiriendo el oficial.

¿Custodio particular?

El jueves de la semana pasada, al término de la audiencia en que la defensa de los imputados por el “mega abigeato” de casi 3 mil animales solicitó la libertad del quinteto con nuevos antecedentes -medida que finalmente no prosperó porque el juez Franco Reyes Pozo sopesó que los argumentos de los fiscales Wendoline Acuña y Sebastián Marín eran más contundentes-, determinó que los lanares materia del ilícito sigan incautados y en custodia policial.

Fue cuando el capitán Nicolás Cea detalló que en dicho lote mantenía dos carabineros en forma permanente, haciendo refuerzos con personal de destacamentos fronterizos, por lo que anunció que conversaría con la representante del Ministerio Público Lo preocupante era el tiempo de vigilancia (más de 30 días) con efectivos destinados a labor de soberanía y de la unidad base, dando cumplimiento a una instrucción impartida por la Fiscalía.