Necrológicas
  • Mario Haro Andrade
  • Ignacio Muñoz Velásquez
  • Diego Torres Pérez

Costó pero al menos algo se avanzó: Varela se abrió a reevaluar proyecto Escuela Sello

Por La Prensa Austral martes 10 de julio del 2018

Compartir esta noticia
119
Visitas

Ministro de Educación se reunió en Valparaíso con representantes fueguinos y parlamentarios

Escuela Bernardo O’Higgins se debate entre el hacinamiento y severas falencias materiales, que hacen apremiante su renovación y ampliación

En primera instancia el secretario de Estado pareció no captar la urgencia de la petición, aunque luego modificó su postura

Le costó a los miembros del Concejo Municipal de Porvenir que el ministro de Educación, Gerardo Varela, entendiera la real urgencia de reactivar el proyecto Escuela Sello para la comuna fueguina, y más aún que asumiera que existe un compromiso ministerial para incluirlo en el presupuesto sectorial, sin embargo con “ayuda externa” finalmente lo lograron. A la alcaldesa Marisol Andrade, sus seis concejales y al director de la Escuela Bernardo O’Higgins, Luis Herrera (que viajó con ellos), se sumaron los cinco parlamentarios de la región, más el senador Manuel José Ossandón que también “se cuadró” con la delegación magallánica-fueguina que planteó la necesidad educacional “en bloque”.

La cita fue en el Congreso Nacional, en Valparaíso, hasta donde se había desplazado por agenda de trabajo el ministro Varela y a petición de la senadora Carolina Goic, en cuya oficina del piso 13 se efectuó el primer encuentro. Sin embargo, la instancia no dejó satisfechos a los ediles, pues estimaron que si bien la exposición de la alcaldesa Andrade y del director del colegio fue clara, las sugerencias dadas por la senadora fueron muy débiles y no causaron gran interés en el secretario de Estado.

Lo anterior, porque Varela se dedicó más a expresar las enormes tareas que tenía por delante en cuanto a nuevos establecimientos, la mayoría de los cuales tenían un costo bastante inferior al alto precio del proyecto Sello para Porvenir. Además, pareció no captar mucho la urgencia ni el tema mismo, ya que entrevistado por el concejal Javier Nancuante (que actúa como comunicador social en una radio fueguina), Varela ni siquiera captó que se trataba de una escuela básica, refiriéndose a “la reposición de un liceo” y que vería el modo de hacerlo por etapas.

Segunda reunión, masiva

Por lo anterior, los concejales acordaron en el mismo Congreso, volver a reunirse con el titular de Educación, aunque esta vez recurriendo a la ayuda externa: sumando a todos los parlamentarios por Magallanes. Por un lado, Mario Cárcamo se contactó con el senador Carlos Bianchi, quien de inmediato se comprometió a asistir con su hijo, el diputado Karim Bianchi. Por su parte, Carlos Soto hizo lo propio con la diputada Sandra Amar y gracias a su amistad con el senador Manuel José Ossandón, consiguió también su asistencia.

Luego se sumaría el diputado Gabriel Boric, también contactado por los concejales, quien ratificó en el acto su incorporación y con todos ellos se programó un segundo encuentro con el ministro de Educación. Se debió lamentar, eso sí, la ausencia de la senadora Goic, quien se excusó de volver a reunirse con el ministro con el que ya había obtenido audiencia y con quien ya había tratado el tema, lo que de alguna manera restó fuerza a la actuación “en bloque”.

Al estar frente a un grupo tan heterogéneo (alcaldesa de la comuna demandante, concejales oficialistas y de oposición, director de la escuela afectada, senadores y diputados de diversas tendencias) y en una sala más amplia -la oficina del vicepresidente del Senado, Carlos Bianchi-, la atención del ministro fue otra, más atento a las distintas ponencias. Al menos, así lo revela un video que registró uno de los ediles fueguinos.

La contundencia en las descripciones del drama social que atraviesan los escolares de Porvenir que requieren con urgencia las transformaciones que plantea la Escuela Sello, sirvieron para que el ministro Gerardo Varela asegurara, al menos, estudiar si incluye el proyecto en la discusión del presupuesto de Educación para 2019.

Contundente apoyo parlamentario

Abrió las exposiciones el senador Ossandón, quien resaltó la condición geopolítica de Tierra del Fuego y la urgencia de potenciar la presencia del Estado, especialmente la educación. En seguida, el diputado Boric se refirió a la falencias que presentan los escolares fueguinos, aludiendo al recorte presupuestario en las distintas carteras y pidió que el proyecto que debió haberse ejecutado el año pasado y que ya cuenta con aceptación técnica, sea llevado a cabo por la actual administración.

Su par en la Cámara, Sandra Amar, evocando su anterior cargo en la seremía de Desarrollo Social, por el que dijo conocer el tema, detalló los casos de escolares en vulnerabilidad que requieren mejor infraestructura. Pidió un presupuesto centrado en la rentabilidad social y en la mirada sobre la infancia que propugna el actual gobierno. “Es una oportunidad de decir ‘los niños primero’, enfocados en esta escuela”, sugirió.

Luego fue el diputado Bianchi quien pidió un compromiso para realizar la obra, enfatizando la seguridad que requieren alumnos y profesores e indicando el aumento poblacional de Porvenir -de mayor crecimiento en la Región de Magallanes- que representa un aumento anual de matrícula. Fue finalmente el senador Bianchi quien ofreció la más contundente solicitud.

“Quiero ser muy pragmático en decirle que usted tiene muchas prioridades en el país, hay colegios muy peor que otros, pero cuando se dice que en Magallanes somos una isla, Porvenir es una isla dentro de otra isla , o sea, doblemente aislado. El que usted haya estado en Porvenir nos simplifica la intervención”.

En seguida advirtió que para la Ley de Presupuesto, “vamos a estar muy atentos, ministro, para frenar algunas cosas y empujar otras, pero aquí tenemos que ayudarnos mutuamente. Si usted nos prioriza y nos permite que esto pueda darse, definámoslo ahora, si no, queda postergado para un año más, pero la urgencia es ahora. Pero si esto nos afecta, vamos a tener una opinión contraria a la discusión presupuestaria”, sentenció el parlamentario regional.

Ministro recomendó persuadir a Hacienda

“porque es un proyecto caro”

“Efectivamente, ésta es una escuela que debiera estar en ejecución ya, si no fuera por los incendios (forestales y de escuelas rurales de hace un año). Se trata de un proyecto caro: vale 26 millones de pesos por niño y los costos de construcción están en once o 12”, comenzó justificando el ministro de Educación, Gerardo Varela, la no concretización de la Escuela Sello.

La falta de espacios para estudiar con holgura, la presencia de casos de vulnerabilidad social en el plantel y las anomalías en los servicios de cocina, comedor y baños, son dramas que enfrentan a diario escolares, profesores y personal paradocente de la Escuela Bernardo O’Higgins.

Añadió que a estos últimos costos, hace poco inauguró una escuela que se quemó en Lonquimay, “donde hay un metro de nieve y tiene también condiciones extremas. Pero me comprometí con la alcaldesa a revisar los costos del proyecto y después meterlo en el presupuesto. Me proponían hacerlo en etapas, a 36 meses como alternativa. Pero en general prefiero terminarlo rápido, porque a veces hacerlo por etapas es más caro”, agregó.

Reiteró que la Escuela Sello de la comuna fueguina será evaluada por la dirección de presupuesto de ese ministerio para el “packline” del próximo año, “y en relación a la geopolítica que mencionaba el senador Ossandón, es necesario hablar con Hacienda y decirles ‘aquí es necesario colocar una viga en Flandes’, porque si no, Porvenir se nos empieza a despoblar”.

Con ello, el secretario de Estado selló su compromiso definitivo sobre la iniciativa que propugna renovar y ampliar por entero la Escuela Bernardo O’Higgins, cuya sobredemanda y desmejoramiento de servicios provoca hacinamiento, carencias e incomodidad a una comunidad escolar que entre niños, docentes y personal, supera las 720 almas.

Fotos cedidas / Félix Iglesias M.