Necrológicas

Empresas trasgresoras de carga peligrosa sólo pasan a Juzgado de Policía Local

Por La Prensa Austral martes 23 de junio del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Traslado de químicos argentinos que cruzan por el estrecho de Magallanes

El caso fue denunciado por el concejal de Porvenir Carlos Soto ante la Seremi de Salud, ente que deberá emitir un pronunciamiento al respecto

Tan sólo una citación al Juzgado de Policía Local de Punta Arenas, donde con toda seguridad se le cursará una multa a la empresa trasgresora, recibieron las empresas que contrataban los servicios de firmas de transportes para trasladar carga considerada peligrosa (según las normas internacionales Imo), que obliga a los camioneros a exhibir claramente demarcada con logos y rótulos específicos, la naturaleza del contenido que llevan. Como se recordará, hace un par de semanas existió una denuncia del concejal de Porvenir, Carlos Soto, ante la Seremi de Salud, oficina Tierra del Fuego, por la detección de transportes de químicos provenientes de una empresa elaboradora de Río Grande (Argentina), que cruzaba en la Primera Angostura del estrecho de Magallanes sin exhibir los rotulados exigidos en estos casos.

Todo ello, según el edil, permitía a los camiones embarcar en los viajes normales de un ferry del sector, en medio de los demás vehículos, carga y pasajeros, siendo que sus cargamentos peligrosos tendrían que pagar viajes especiales, libres de otros móviles y viajeros, dada la posibilidad de una inflamación, derrame o incluso, explosión del producto químico transportado. La reclamación está siendo estudiada por la Seremi de Salud para emitir un pronunciamiento definitivo.

Es así que durante la semana pasada, seis camiones que transportaban carga peligrosa y que nuevamente intentaron cruzar en los viajes normales de ferrys de Primera Angostura, fueron detectados gracias a una intensificación de las fiscalizaciones de la Armada en el lugar, aunque esta vez la carga (de materia prima química) provenía del puerto de Punta Arenas, e iba destinada a la empresa argentina Tecnomyl, de Río Grande. Se informó que al comenzar la fiscalización exhaustiva, sólo uno de los transportes alertaba con logos su contenido de “carga peligrosa”.

Por otro lado, en una más reciente rutina de fiscalización la Armada detectó a otros dos camiones de la empresa trasandina Cantarini, los que transportaban productos químicos peligrosos, nuevamente sin las indicaciones legales respectivas. Estos provenían de Buenos Aires con destino a Río Grande, además de un tercer vehículo pesado procedente de Puerto Montt en dirección a Porvenir, todos los cuales fueron devueltos a la Aduana del Paso Fronterizo Monte Aymond, donde debieron rehacer la documentación e instalar los etiquetados exigidos por trasladar “carga peligrosa”.

Casos los ve Juzgado de Policía Local

Desde la Subcomisaría de Río Seco, el capitán de Carabineros Moisés Sierra dijo que los controles en el ex Retén de Kon-Aiken los hace en la actualidad personal de la Fuerza Aérea, junto a fiscalizadores de Salud, porque el recinto se implementó para control de prevención del Covid-19 y acude un carabinero únicamente ante eventuales situaciones especiales. Se controlan salvoconductos y permisos relativos a la pandemia.

Empero, el oficial dijo que en efecto, la Armada debe entregar los antecedentes por las trasgresiones al rotulado de cargas peligrosas de los camiones a Carabineros, por cuanto son situaciones de frontera, junto a los demás estamentos públicos que trabajan en el control. De detectarse la extracción de logos y descripciones en los camiones con carga peligrosa en cualquier fiscalización por parte de Carabineros, dijo que debe hacerse la denuncia al Juzgado de Policía Local.

En ese tribunal, apuntó, la empresa que contraviene la documentación legal debe dar cuenta -por la responsabilidad que le cabe- el porqué evitaba mostrar esa información, ya que es la empresa y no el conductor, quien debe mantener sus antecedentes al día para ese tipo de transporte. “Sería una situación grave si sacaran los etiquetados de los camiones, porque si existe una intervención de forma maliciosa, debiera ser la Fiscalía quien investigue lo que está pasando”, cerró el jefe policial.