Necrológicas

Las trabas que enfrentan los emprendedores de la comuna de Primavera para seguir creciendo

Por La Prensa Austral martes 29 de octubre del 2019

Compartir esta noticia
515
Visitas

La capital Cerro Sombrero, con el advenimiento de las empresas Ceop, la reactivación en Tierra del Fuego de la misma Enap y el auge del turismo, está en franco desarrollo, pero no exenta de nuevas dificultades

Cuando una localidad crece se manifiestan los problemas, en particular en una comunidad que por largo tiempo dependió de una empresa estatal como la Enap (Empresa Natural del Petróleo) y eso se refleja en la actualidad en Cerro Sombrero. La capital de la comuna de Primavera, con el advenimiento de las empresas Ceop (Contratos Especiales de Operaciones Petrolíferas), la reactivación en Tierra del Fuego de la misma Enap y el auge del turismo, gracias al incremento de visitantes desde que la Ruta Internacional Bahía Azul-San Sebastián alcanzó al pueblo, está en franco desarrollo, y con ello, enfrenta nuevas dificultades.

El hotelero del otrora campamento de Enap, Lorenzo Azócar, es uno de los que describe los obstáculos para el crecimiento de sus emprendimientos de hostales y restaurantes. “No estoy a más de 50 metros de la línea de gas de Enap y no me autorizan a conectarme para tener la red en mi nuevo hostal del sector periurbano de la Ruta Internacional”.

“Lo mismo nos pasa con el agua potable, que tiene la cañería a 300 metros. Sí tengo luz eléctrica, gracias a que sale de la línea del Matadero Tafra y lo raro es que el campamento de Constructora Vilicic, que está haciendo trabajos acá, sí tiene todos los servicios y se instaló hace muy poco”, reclama. Azócar apunta que para acceder al agua debió cavar un pozo que le costó 17 millones de pesos, para proveer el líquido vital a sus clientes.

Presunta negativa de Enap

Dice que la negativa de Enap es una traba permanente para mejorar y seguir creciendo como microempresario. “Sé que los motores de Enap no tienen energía suficiente, en el caso de la electricidad. Pero en el gas, su negativa no se justifica. Mi inversión supera los 60 millones de pesos y debido a que en invierno usé gas de balón, la caldera de calefacción se reventó, por que está diseñada para gas natural. Me costó un millón y medio”, nos ilustra.

El comerciante de restaurante y hotelería termina haciendo ver que la Estancia Chañarcillo -cerca de Sprighill- goza de luz eléctrica porque hace 4 años la misma Enap impostó su tendido hasta ese predio, distante más de 10 kilómetros de Cerro Sombrero, y al igual que su segundo hostal al lado del camino que lleva a Argentina, también es un sector rural. No es el único que tiene un problema similar, ya que su colega del rubro y vecino, Carlos Lagos, igual encuentra negativas para acceder a los servicios básicos.

“Primero traía agua con cloro en un camión estanque y Sanidad me permitió trabajar sólo un año así, ya que debía tener agua potable en mi hostal, restaurante, cabañas y almacén, así que tuve que hacer un pozo no más porque es imposible traer el agua desde la red a 5 kilómetros. Por suerte, llegué a agua de napa muy sana, al punto que desde el pueblo vienen a buscar agua acá”, resume Lagos.

Lo que en cambio parece una paradoja, es que a escasos metros de su hostal pasa la red eléctrica de Enap, incluso dentro de su antejardín hay un poste, pero no le proveen de energía. “Podemos pagar eso, porque gracias a Dios nos va muy bien, pero no nos permiten conectarnos”.

“En gas pago un millón y medio al mes porque es licuado (de estanque) y se usa mucho, sin contar la leña, y todo es plata. Por esto mismo, aquí al lado cerró otro restaurante que había, porque quebró. Y acá yo tengo que andar controlando que no se gaste más gas de lo normal, porque además debo pagar el petróleo del generador eléctrico, que tampoco puede fallar, porque hospedo a muchos turistas”.

Carlos Lagos cree que en el fondo, Enap es egoísta, porque alguien que trabaja en la Planta Sara (generadora de la energía que provee a Cerro Sombrero y alrededores) “me ha dicho que tienen demasiada generación porque han cambiado a motores nuevos. Me gustaría que le tome fotos al poste, que casi está dentro de la casa”, se sonríe. Dice estar conforme con que a pesar de todo, su negocio va bien, “claro que andaría mejor si me ahorrara todos esos gastos que evitara si me permiten conectarme”, cierra.

En el sector de la Ruta Internacional hay muchos nuevos emprendimientos, se ven muchas cabañas, casi todas ocupadas o en arriendo de días por turistas, además de negocios, una ferretería que está a punto de cerrar -también por los costos de servicios básicos- y hasta una gomería que no cesa de atender a decenas de automovilistas. El alcalde de Primavera, Blagomir Brztilo, explica porqué los empresarios pasan tantas penurias.

El terreno es rural y privado

“Hay que partir diciendo que todo ese sector en un terreno privado y rural, y dada su condición de parcelas rurales, nosotros no podemos ingresar como municipio, ni hacer un proyecto para agua, energía ni nada. La energía acá la provee Enap y hace años que estoy peleando para que se distribuya como en cualquier parte del país, porque la electricidad es lo que nos permite crecer”, sintetiza el jefe comunal.

“Aunque la luz es gratis, tiene una capacidad acotada y en invierno queda de manifiesto, porque se satura. Hace 7 años estamos trabajando que llegue una distribuidora como Edelmag. Se hizo una mesa de trabajo con autoridades, se logró cambiar la red pública de luz, el transformador de la parte alta, luminarias y empalmes nuevos, medidores, tierra en cada casa”.

“Pero en el caso de las parcelas, la urbanización dice la ley que debe ser hecha por los propietarios del loteo y una vez que se regulariza y con los servicios instalados, deben llegar al municipio y hacer entrega a la Dirección de Obras. Por eso no se debe mal interpretar el tema”, advierte.

“Respecto del gas -añade Brztilo- estamos tratando de ayudar a esos vecinos, acercándoles la red de gas, porque hoy por norma legal y del Sec (Superintendencia de Electricidad y Combustibles), toda línea debe estar certificada. Cualquiera puede tener gas, si se lo pide a Enap y ésta le da disponibilidad, pero el usuario debe tener su instalación certificada. Y el gas debe sacarlo desde el punto certificado, que es el que está a la entrada de Cerro Sombrero”.

“Hoy tenemos el proyecto de llevar gas al aeródromo Franco Bianco, que son 6 kilómetros de línea que debemos construir nosotros, con un diseño de unos $40 millones y ejecución por 160 millones. Entonces, para tratar de acercar el gas a los vecinos del sector, hemos ya construido 1.100 metros por la faja fiscal y ellos podrán sacar un arranque cuando la línea pase frente a sus casas. Pero se la deben pedir a Enap y seguramente les instalarán medidores”, terminó explicando como solución el alcalde de Primavera.

Fotos Félix Iglesias M.