Necrológicas

Porvenir lamentó decesos de apreciadas damas Katty Morrison y Estela Lillo

Por La Prensa Austral martes 5 de noviembre del 2019

Compartir esta noticia
112
Visitas

El deceso de dos destacadas y muy queridas vecinas porvenireñas debió lamentar durante la semana pasada la comunidad fueguina. La primera, la esposa del fallecido gobernador de Tierra del Fuego, Tomás Radonich Scarpa, doña Katty Morrison Montgomery, quien dejó de existir en Punta Arenas a los 92 años de edad y cuyos restos fueron trasladados a Porvenir el jueves 31 de octubre, para después de una misa en el Templo Parroquial San Francisco de Sales, ser sepultados en el panteón familiar del Cementerio Municipal de Porvenir.

El segundo desenlace fue el de la antigua y muy apreciada dama de la capital fueguina, hija del recordado pionero Manuel Lillo Navarrete, doña Estela Lillo Scott, la que falleció en su hogar de esta ciudad a los 102 años. Se la recuerda por su alma caritativa y amistosa, amante del campo, de la conducción vehicular, de la buena música, del legado paterno a su comunidad (entre el que figura la construcción de la Cruz Roja de Porvenir) y de la historia de la isla grande.

Su velatorio se realizó en la ex casa parroquial y el responso lo efectuó en el Templo Parroquial el párroco fueguino, Alejandro Fabres, tras lo cual sus restos fueron escoltados por una caravana vehicular a Bahía Chilota, para su traslado en el ferry Pathagon a Punta Arenas el sábado pasado, donde serían ingresados al panteón familiar del Cementerio General de esa ciudad.

En ambos casos, los doloridos familiares y un buen número de antiguos residentes acompañaron las exequias de las notables damas, que desde sus respectivos ámbitos dieron parte de su esfuerzo personal en aras del desarrollo insular, con la cordialidad que las caracterizó en sus largas vidas.

Fotos Félix Iglesias M./Archivo