Necrológicas
  • Rubén Cárdenas Oyarzún
  • Sonia Iris Peña Martinic

Postulantes a 112 viviendas sociales temen perder sus subsidios habitacionales

Por La Prensa Austral martes 4 de diciembre del 2018

Compartir esta noticia
492
Visitas

Ante desinterés en priorizar el proyecto Lomas del Baquedano III

Los futuros propietarios de las 112 viviendas proyectadas para el tercer conjunto habitacional Lomas del Baquedano de Porvenir, temen perder los subsidios habitacionales obtenidos hace un año y medio, que les fueran entregados en julio de 2017 por el entonces intendente Jorge Flies. Ello, después que en su segunda visita a Porvenir, la actual primera autoridad regional de gobierno, María Teresa Castañón, demostrara nulo interés en priorizar la iniciativa de financiamiento ante el Consejo Regional de la nueva población social, aún cuando ésta ya cuenta con recomendación técnica (RS).

Peor aún, porque fue el único tema objetado por Castañón en la solicitud para priorizar los proyectos municipales realizada por la alcaldesa de Porvenir, Marisol Andrade, en la sesión extraordinaria del Concejo Municipal, a la que la intendenta acudió para anunciar tres iniciativas y analizar las demás propuestas comunales y pese a que dijo que actuaba de acuerdo a las demandas de la comunidad, por eso llegaba a la capital fueguina. En la ocasión, la jefa comunal explicó que además del RS, la iniciativa fue licitada dos veces porque debió ser reevaluada, llevando sus postulantes tres años de espera.

“Ahora depende de su voluntad llevar el proyecto al Core, más considerando que el tema de viviendas lo tiene el gobierno en su Plan Magallanes, pero al solicitárselo sentí que (Castañón) se molestó al responderme: ‘yo priorizo y veo cuándo envío los proyectos al Core’. Si tuviera voluntad habría dicho que lo ingresa en diciembre o bien en enero, pero al no dar fecha y molestarse provoca inquietud en las 112 familias que esperan tener su vivienda propia”, comentó al respecto la jefa comunal porvenireña.

Todo ello, añadió, en presencia del seremi de Vivienda, José Miguel Horcos, quien no expresó ni una sola palabra en el encuentro. Ante tal incertidumbre, la alcaldesa dice haber informado a la directiva de los postulantes, quienes van a enviar una carta a la intendenta expresándole la necesidad de acceder a sus casas, considerando el alto valor de los arriendos y hacinamiento habitacional que desmejora su calidad de vida, especialmente a los niños que componen las familias en espera.

Temen perder subsidios y todo lo logrado

Quien expresó el temor a perder los subsidios y la inquietud e incertidumbre de los 112 grupos familiares fue el dirigente de la agrupación de postulantes de Lomas del Baquedano III, Pedro Guevara, apuntando que “si bien la intendenta está priorizando el gimnasio, una sala de uso múltiple y la Escuela Sello, pero más prioritarias son las viviendas para 112 familias, que son más de 300 personas. Llama la atención que visitando Porvenir, por segunda vez, no sepa que acá se necesitan viviendas sociales”, agregó.

En diciembre de este año esperaban contar con sus viviendas sociales las 112 familias porvenireñas que postulan al beneficio estatal, aunque tras la visita de la intendenta, su esperanza se transformó en desilusión. En la fotografía, el primer conjunto habitacional Lomas del Baquedano I, cuyas casas fueron entregadas a sus propietarios en diciembre 2013.

“Mucha gente está desilusionada de esta postura, porque llevamos muchos años esperando una solución y ahora que el gobierno ha hecho un compromiso de crecimiento, debe considerar los temas sociales. Nosotros esperábamos concretar la anhelada casa propia este año, pero ahora estamos hablando del año 2020 si se demorara un año en ejecutarse el proyecto, eso si se priorizara, sobre todo cuando ya tiene RS”.

“Si lo ingresara al Core ahora, en marzo se estaría comenzando a construir y en diciembre podríamos ver ya las casas, ¡qué mejor regalo de Navidad sería si fuera así!. Todos entendemos que en esto hay una cosa política y que es una decisión política ingresarlo al Core, pero hay que entender la necesidad social. Es algo necesario para Porvenir, si la intendenta viviera aquí vería lo caro que son los arriendos y cuánto cuesta encontrar una casa”.

“Mínimo cobran 200 mil pesos al mes. Si hablamos de un año, los que arrendamos estamos gastando $2 millones 400 al año y en estos 3 años de espera ya hemos invertido más de 6 millones de pesos en puro arriendo, que es una plata que se va y nunca vamos a recuperar. La mitad de nuestros sueldos se está yendo en un arriendo”, ejemplificó Guevara.

“Si ese dinero se destinara al consumo, le daría una dinámica al comercio, aportaría más inversión a Porvenir, un tema que debería entender la intendenta regional, aunque tenga alguna presión política o quizás una discrepancia con la alcaldesa”, planteó el directivo social. Terminó manifestando su aprensión que los subsidios habitacionales los puedan perder, al tener un plazo, porque ya una vez éste fue ampliado, lo que sería para ellos catastrófico y significaría empezar las postulaciones de cero, echando por la borda todo lo avanzado.