Necrológicas

Vecina denuncia menoscabo público sufrido cuando gestionaba un trámite en la Notaría de Porvenir

Por La Prensa Austral martes 15 de septiembre del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

“La peor humillación de mi vida y un menoscabo tremendo”, dice haber sufrido en público la señora Lila Navarro Cárdenas, cuando hace una semana se dirigió a la Notaría de Porvenir, a fin de celebrar un contrato con una arrendataria, para lo cual debieron esperar turno de ingreso ya que había demasiadas personas haciendo fila en el exterior. Sin embargo, cuando le tocó ingresar no se le permitió y sí se entraron las tres personas siguientes en la fila.

Lila Navarro Cárdenas.

Tras la demora -que les extrañó a ella y su acompañante- y que aceptaron sin reclamar, afirma que se asomó el notario fueguino, Cristián Matus, señalando que en el grupo que aguardaba al aire libre «hay una persona que debiera guardar cuarentena, por lo tanto no va a ser atendida aquí», advirtiendo que de no retirarse aquélla, llamaría a efectivos del Ejército para que le controlen identidad y sea detenida. Doña Lila dijo haberse sentido muy afectada, pues de inmediato todos los ojos de los presentes se tornaron hacia ella.

No obstante, jamás llegó personal de Carabineros o militar y, tras esperar unos minutos ella y su compañera -testigo del incómodo momento- se retiraron, acordando volver el lunes pasado, cuando todo estuviera aclarado. Lila Navarro asegura que en su cartera portaba el documento que la acreditaba negativa a coronavirus, después que en el negocio en que trabaja dos empleados dieran positivo al mismo, razón por la que se le habría achacado una cuarentena que nunca la autoridad sanitaria le indicó.

La conocida vecina se confesó triste al menoscabo del notario y que al regresar el lunes pasado con su contratante a esa oficina y esta vez ser admitidas a cumplir su trámite pudo demostrar a las funcionarias, con el documento respectivo, que no era positiva a la temida enfermedad.

Añadió que lamenta no haber recibido una disculpa de Matus, o que ésta le llegara a través de sus empleadas. Por el contrario, estimó que la experiencia sufrida le extraña de un abogado y notario, por su formación y estudios, recordando que incluso ha impartido justicia como magistrado subrogante.

Pese a enviar a esta redacción, vía correo electrónico, una bien sólida aclaración sobre el episodio, donde se exculpa de tener alguna acción ofensiva hacia la denunciante, el notario fueguino pidió no ser parte de la crónica ni que se reproduzca su versión de los hechos, por lo que no es posible ofrecer al lector su contenido.

Fotos cedidas