Necrológicas
  • Margarita del Carmen Araya G.
  • Jerónimo Riquelme Lara

13 muertos y 40 heridos por tres ataques suicidas en iglesias cristianas en Indonesia

Por La Prensa Austral lunes 14 de mayo del 2018

Compartir esta noticia
65
Visitas

El Estado Islámico asumió la autoría del atentado, el peor de los perpetrados por este grupo yihadista en el país con más musulmanes del mundo.

Seis miembros de una familia, un matrimonio y sus cuatro hijos -entre ellos niños y adolescentes- perpetraron ayer un triple atentado contra sendas iglesias cristianas de Surabaya, la segunda ciudad más grande de Indonesia.

Los ataques han causado 13 muertos y alrededor de 40 heridos. El grupo terrorista Estado Islámico (EI) reivindicó la autoría del atentado, el peor de los perpetrados por este grupo yihadista en el país con más musulmanes del mundo.

En un comunicado del EI publicado en canales yihadistas de Telegram, cuya autenticidad no ha podido ser comprobada, el grupo aseguró que los ataques fueron perpetrados por “soldados del califato” y tuvieron como blanco a los “cruzados”, como el grupo se refiere a los cristianos.

Según el relato del grupo, el primer atentado fue cometido con un coche bomba, el segundo por un suicida con chaleco explosivo y el tercero, por una motocicleta equipada con explosivos.

El jefe de la policía nacional indonesia, Tito Karnavian, informó de que fueron ataques suicidas cometidos de forma casi simultánea durante la misa del domingo en tres templos religiosos de Surabaya: una iglesia católica, una pentecostal y otra protestante.

Según las investigaciones policiales, el padre llevaba la mayor carga de explosivos en un coche bomba, que hizo estallar en la iglesia pentecostal. Los dos hijos varones, de 16 y 18 años, utilizaron una motocicleta para atentar contra un vecino templo católico. Y la madre y sus dos hijas cometieron el ataque en otra iglesia protestante cercana.

Este es el peor ataque de este tipo en el archipiélago asiático desde que una serie de atentados con bomba en la Nochebuena del 2000 en varias ciudades terminasen con la vida de 18 personas e hiriesen a cerca de 100.

Aunque en los últimos años el objetivo principal ha sido la policía, las minorías religiosas, en especial la cristiana, también han sido blanco de los ataques islamistas.

El País/Emol