Necrológicas
  • Gloria Mabel Montiel Garay
  • Luis Patricio Núñez Vera
  • Sergio Omar Mansilla Soto
  • osé Antonio Oyarzún Andrade
  • José Antonio Oyarzún Andrade

67 periodistas han sido asesinados este año por ejercer su profesión

Por Agencias jueves 31 de diciembre del 2015

Compartir esta noticia
102
Visitas

El pasado 7 de enero, tras el atentado terrorista contra la redacción del semanario satírico Charlie Hebdo, Francia se convirtió en el tercer país con más periodistas asesinados en 2015.

Este año han muerto 67 en todo el mundo debido a su profesión, según un informe que publica este martes la ONG Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Francia aparece en la lista de países más peligrosos por primera vez en el siglo XXI, con ocho asesinados, superada sólo por Siria (10) e Irak (11). Si al conteo final se añadiera la cifra de informadores que han muerto en 2015 sin que las autoridades hayan determinado el motivo, el número de víctimas ascendería a 110.

El Comité para la Protección de los Periodistas ha publicado un informe paralelo el mismo día, en el que habla de 69 asesinados. Las cifras difieren por la disparidad en los criterios para incluir a las víctimas en el listado.

Los sobrevivientes del ataque yihadista contra Charlie Hebdo viven bajo protección policial desde el atentado. La periodista francesa de origen marroquí Zineb El Rhazoui, de 33 años, quien eludió la masacre del semanario porque estaba de vacaciones, ha recibido numerosas amenazas de muerte en internet por parte de presuntos islamistas.

“Mi marido ha perdido su empleo porque los yihadistas han revelado su lugar de trabajo y yo estoy amenazada”, explicó el pasado mayo El Rhazoui.

El año pasado dos tercios de los reporteros asesinados en el mundo estaban en zonas de conflicto, según RSF. La proporción se ha invertido en 2015: dos tercios de las víctimas (64%) trabajaban en países que no están en guerra, como Francia, India, México y Filipinas.

México es el séptimo país con más periodistas asesinados este año y el primero de América Latina, con ocho muertos (cinco de ellos sin que el motivo esté esclarecido).

Uno de sus casos más emblemáticos es el del reportero gráfico Rubén Espinosa, de 31 años, especializado en la cobertura de movimientos sociales y activista contra las agresiones a la prensa en Veracruz, el Estado más peligroso para el ejercicio de la profesión en ese país y del que había huido tras recibir amenazas. El pasado agosto lo hallaron muerto junto a cuatro mujeres en un piso de Ciudad de México, donde había buscado refugio.

Honduras tiene registradas siete víctimas este año, pese a que no se ha precisado el motivo de la muerte de ninguna de ellas. Las cifras de periodistas asesinados por el ejercicio de su profesión en el continente se multiplicarían si se contaran las muertes cuyo móvil se desconoce o no ha sido especificado por las autoridades.

La Fundación para la Libertad de Prensa señala que más del 45% de investigaciones por homicidios de periodistas en Colombia, por ejemplo, ha prescrito y ya no serán investigados. En 2015, sólo el asesinato de un periodista colombiano se ha vinculado directamente a su actividad profesional, según RSF. Brasil (3) y Guatemala (1) completan el listado latinoamericano de estos crímenes.

El último capítulo del informe reúne las tres caras de la amenaza contra la libertad de prensa. El texto señala que al menos 54 reporteros están secuestrados en Siria, Yemen, Irak y Libia, todos estos países con presencia de organizaciones terroristas islamistas. China (23), Egipto (22) e Irán (18) encabezan el listado de países con más periodistas encarcelados, de un total de 153 en el mundo.

Agencias