Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

A trabajadores avícolas de EE.UU. se les prohíbe ir al baño y deben usar pañales

Por Agencias lunes 16 de mayo del 2016

Compartir esta noticia
876
Visitas

A los trabajadores agrícolas en Estados Unidos les niegan rutinariamente hacer una pausa para ir al baño, al punto de que son forzados a usar pañales mientras están en la línea de producción, aseguró un informe.
La filial estadounidense de la ONG Oxfam dio a conocer la información de que la “vasta mayoría” de los 250.000 trabajadores del sector son humillados, ignorados o amenazados con ser despedidos cuando piden permiso para ir al baño. “Luchan para lidiar con esta negativa a una necesidad humana básica. Ellos orinan y defecan mientras están parados en la línea (de producción); ellos usan pañales para trabajar”, dice el informe.
La filial norteamericana de esta organización global contra la pobreza afirmó que los trabajadores beben niveles peligrosamente bajos de líquidos, soportando dolores y malestares, mientras corren el riesgo de sufrir graves problemas de salud.
Asimismo, Oxfam cita una encuesta a 266 trabajadores en Alabama conducida por el Centro Legal sobre Pobreza en el Sur, que encontró que “cerca del 80% no era autorizado para ir al baño cuando lo necesitaba”. Y en otro estado, en Minnesota, “la encuesta reveló que el 86% de los trabajadores entrevistados contó que hacían menos de dos pausas para ir al baño en una semana”, agregó Oxfam.
Fila para el baño,
incluso a embarazadas
Son varias las empresas avícolas aludidas. Tal como indicó Newsweek, los testimonios tomados en el informe de la ONG, pertenecen a Tyson Foods, Pilgrim Pride, Perdue Farms y Sanderson Farms.
Según indicaron, los supervisores de dichas empresas suelen burlarse, ignorarlos, castigarlos y amenazarlos con despedirlos cuando piden permiso para ir al baño.
De lograr dicha autorización, se les da un tiempo limitado, lo que se complica con las largas filas de hasta 10 minutos de espera que puede haber para poder usar el servicio.
Entre los trabajadores afectados, también se encuentran mujeres, quienes “se enfrentan a realidades biológicas tales como la menstruación, el embarazo, y una mayor vulnerabilidad a las infecciones”, señalaron en la ONG.
Por su parte, Sanderson Farms no quiso referirse al informe y Tyson Foods señaló que no existe evidencia para comprobar esos datos.
Mientras que Pilgrim Pride aseguró que la información no corresponde a la política de la empresa y ameritaría medidas disciplinarias de ser cierta; y Perdue Farms dijo que las “anécdotas reportadas no son consistentes” con la forma de pensar de la compañía.

Agencias