Necrológicas
  • Vania Vodanovic Pistelli
  • María Teresa Cheuquepil Millaquén
  • María Patricia Vargas Fuentes
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • Edith Cari Andrade
  • María Almonacid Miranda

Al menos 74 muertos y 187 heridos por varios incendios en Grecia

Por Agencias miércoles 25 de julio del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
65
Visitas

La peor tragedia natural en la historia reciente de Grecia ha dejado desde este lunes al menos 74 muertos y unos 187 heridos tras el paso de una lengua de fuego por el norte y noroeste del Atica, la región que rodea la capital griega.

Todas las víctimas, entre las que hay adolescentes, niños e incluso un bebé de seis meses, han sido halladas en el área comprendida entre el puerto de Rafina, a unos 30 kilómetros de Atenas, y Nea Makri, unos diez kilómetros más al norte, con la zona cero localizada en Mati, una típica localidad balnearia muy frecuentada por los locales.

Las autoridades helenas, que han declarado el estado de emergencia y pedido ayuda a sus socios europeos, sugieren que los incendios podrían haber sido provocados. También han solicitado un dron especial a Estados Unidos para rastrear toda huella de “actividad sospechosa” -como la calificó el martes el portavoz del gobierno- al constatarse la existencia, en la tarde del lunes, de 15 focos de fuego simultáneos en tres frentes distintos en el Atica.

Además, las autoridades han pedido a los vecinos que informen si desconocen el paradero de familiares y amigos que residen en las zonas afectadas.

Por el momento, el número de desaparecidos se desconoce. La sospecha de que tras los incendios pueda estar la especulación inmobiliaria o incluso el indisimulado intento de construir parques eólicos son hipótesis plausibles para muchos griegos.

Hasta el lunes, el peor incendio en la historia reciente de Grecia era el declarado en el verano de 2007 en el Peloponeso y la isla de Evia, que se cobró entre 70 y 77 vidas, según las fuentes. Pero este lunes, en torno a las seis de la tarde (las cinco en la España peninsular), una lengua de fuego originada en Penteli, una zona muy boscosa, se extendió hasta la localidad costera de Nea Makri, a una treintena de kilómetros de Atenas -y lugar de residencia habitual para muchos atenienses-, arrasando todo lo que encontraba a su paso: supermercados, casas, campings.

El hecho de que tuviera un frente bien definido, de sólo dos kilómetros de ancho, en una zona de fácil acceso y, en el caso de Mati -donde 26 personas fueron halladas muertas abrazadas en un patio -, apenas a 300 metros del mar, eran factores, según los expertos, que favorecían una respuesta eficaz de los bomberos.

Pero la fuerza del viento (ráfagas de hasta 100 kilómetros por hora el lunes) y la brusca y constante variación de la dirección complicó hasta lo imposible la extinción del fuego -sofocado ya este martes, pero bien palpables aún los restos- y el rescate de vidas.