Necrológicas
  • Sergio Aurelio Valenzuela Alarcón

Apolo, el superfelino híbrido que impresiona por su tamaño

Por Agencias jueves 13 de junio del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
725
Visitas

Medios internacionales han retratado la historia de Apolo, un ligre de 350 kilos que se ha vuelto viral por su gran tamaño y contextura física. Este animal resultó de la cruza entre un león macho y una tigresa, producida hace seis años.

Este ejemplar nació en 2013 junto con otras cuatro crías, producto del cruce de un león y tigresa blanca. Lo más curioso del caso es que, en su nacimiento, Apolo era el más pequeño del grupo.

Actualmente, todos ellos viven en cautiverio dentro de un zoológico conocido como Safari Myrtle Beach, el cual está ubicado en Carolina del Sur, Estados Unidos. Sus cuidadores son Mike Holston y Kody Antle.

De acuerdo a lo detallado por Yahoo, Apolo mide tres metros y cinco centímetros, parámetros que lo convirtieron en el más grande de su grupo familiar.

Holston y Antle generalmente publican imágenes de este animal en redes sociales, donde dan cuenta de cómo ha sido su etapa de crecimiento y maduración.

Uno de los aspectos que más ha llamado la atención de este ligre es que su dieta diaria consta de ocho kilos de carne de vaca, los cuales se distribuyen entre la mañana, tarde y noche.

Si bien se trata de un animal gigante, hasta la fecha el ligre más grande que existe en el mundo se llama Hércules y habita también en Safari Myrtle Beach. Este tiene un tamaño de tres metros y 35 centímetros, siendo resultado también de la cruza entre un león y una tigresa.

En el caso de Hércules, quien se dio a conocer en 2011, su peso es de 400 kilos y su dieta consta de 12 kilos de carne de vaca ; llevando también una vida en cautiverio. Coincidentemente, éste sería algo así como el tío de Apolo.

Según los registros históricos, el ligre se originó en la India hacia el siglo XIX, por intervención directa del hombre. Esto se debe a que en la naturaleza es prácticamente imposible juntar un león con un tigre.

No obstante, existen varios grupos animalistas que se oponen a los cruces entre leones y tigres, declarándolos como antinaturales y peligrosos para las hembras que dan a luz.

A eso agregan que las crías pueden presentar malformaciones genéticas o problemas congénitos. Una de ellos sería el gigantismo, como en el caso del ligre.