Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Arabia Saudita detiene a una joven por tomarse una foto en la calle sin velo ni abaya

Por Agencias martes 13 de diciembre del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
275
Visitas

La Policía de Arabia Saudita detuvo a una joven que publicó en su cuenta de Twitter una foto suya en una vía pública en la que aparecía sin velo ni abaya (túnica árabe larga), según informó ayer el portavoz de la Policía de la ciudad de Riad, Fawaz al Miman, en un comunicado. Según la Policía, la chica se quitó el velo y la abaya y se tomó una foto frente a un famoso café, además de anunciar que mantenía una “relación prohibida con jóvenes”.
“Difundió esto en las redes sociales, algo que está en contra de las leyes”, subraya el comunicado, que añade que “la actuación de esta mujer viola las leyes en vigor en el país”, pidiendo además, que se “respeten las enseñanzas del islam”.
El portavoz detalló que la chica, una joven veinteañera, fue encarcelada en una prisión de mujeres y será investigada por la Fiscalía para que se tomen las medidas oportunas contra ella. La joven, que tiene una cuenta en la red social Twitter bajo el nombre de Malak al Shehri, publicó el pasado 28 de noviembre el siguiente texto: “He decidido salir por la mañana sin abaya, vestiré una falda con una chaqueta elegante y mi viaje empezará con un desayuno en McDonald’s, luego un café y cigarrillo con un amigo, antes de ir a una tienda para comprar unas gafas de sol”.
Al día siguiente, la joven publicó en su cuenta, que ahora se encuentra cerrada, una foto en la que aparecía vestida con una falda y una chaqueta y en la que llevaba puestas unas gafas de sol. En el reino ultraconservador saudí, las mujeres están sujetas a férreas restricciones de sus libertades individuales y a la tutela de un varón.
La propia detención de Al Shehri pone de relieve la tensión existente. Los vigilantes de la moral, miembros de la ominosa Comisión para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio, tuvieron que recurrir a la policía, ya que desde el pasado abril las autoridades han puesto coto a sus prerrogativas y les impiden actuar por su cuenta. Pero la mentalidad general sigue siendo sumamente conservadora y la ausencia de debate impide que quienes discrepan puedan expresarse abiertamente.
A falta de foros para ello, los jóvenes han convertido las redes sociales en una plaza pública.