Necrológicas
  • Edith Villarroel Cárdenas
  • Nieves Martínez Mihovilovic
  • Aurora Cárcamo Urbina

Asesor que prestó un arma a Nisman insiste que el fiscal estaba solo cuando murió

Por Agencias martes 19 de enero del 2016

Compartir esta noticia
99
Visitas

Diego Lagomarsino, el colaborador informático del fallecido fiscal Alberto Nisman y hombre que le prestó -según su propio testimonio- el arma que acabó con su vida, defendió que “estaba solo cuando murió”, en una entrevista publicada ayer, día en que se cumplió un año del deceso del abogado.

“Todo indica que Nisman estaba solo cuando murió. Por las pruebas que hay, ¿no? Ahora, uno empieza a escuchar cosas de afuera y eso se pone en duda. (…) no sé qué puede haber pasado. Y si se suicidó, hay que ver si lo hizo porque quiso o porque lo obligaron”, dijo el técnico informático al portal Diez Sudacas.

Lagomarsino permanece imputado en el caso de la muerte de Nisman por prestarle la pistola calibre 22 de la que salió el disparo que le provocó la muerte, encontrada junto a su cadáver en el baño de su casa el 18 de enero de 2015.

Tras un año de investigación, aún no se ha esclarecido si la muerte del procurador, que estaba al frente de la causa sobre el atentado terrorista contra la mutual judía Amia que dejó 85 muertos en 1994, fue un suicidio, un suicidio inducido o un homicidio.

Sólo otras dos personas están imputadas en la causa de la muerte: sus dos custodios policiales, acusados de incumplimiento de los deberes de funcionario.

La querella particular impulsada por la ex esposa de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, defiende la teoría de que no se suicidó, así como el resto de la familia. “Alberto me llama el sábado, me pide un arma, yo se la entrego y después muere con esa arma. Si vamos al absurdo, sí, tengo algo que ver. Si vamos a si yo lo maté, obviamente que no”, se defendió Lagomarsino, quien rechazó acusaciones de la familia de Nisman que ponen en duda su versión de los hechos.

“La querella constantemente cambia las figuritas. Cuando le conviene pone una. Cuando esa figurita no le sirve, pone otra”, opinó, antes de argumentar que la querella apunta contra él “porque no tienen nada”.

“Que en lugar de hablar en los medios, hablen en la causa. Que digan qué elemento les da para decir que yo tuve algo que ver. Creo que Arroyo Salgado no busca la verdad”, continuó.

La muerte del fiscal causó una fuerte conmoción social en Argentina y una grave crisis política ya que se produjo a escasos días de que Nisman hubiera presentado una denuncia, ya desestimada, contra la entonces Presidenta, Cristina Fernández, por el presunto encubrimiento de terroristas iraníes implicados en el atentado contra la Amia.

Ayer se convocó a una concentración en Buenos Aires por en el primer aniversario de la muerte y anteayer el Presidente argentino, Mauricio Macri, recibió a las dos hijas de Nisman y se comprometió a ayudar a esclarecer su fallecimiento, así como el atentado contra la Amia.

Agencias