Necrológicas
  • Carmen Alvarez Alarcón
  • Valeria Aguilar Díaz

Aumentan a 18 los fallecidos por atentado frente a santuario budista de Bangkok

Por Agencias martes 18 de agosto del 2015

Compartir esta noticia
87
Visitas

A 18 aumentó hasta ahora la cifra de fallecidos luego de que explotara una bomba en el centro de Bangkok, Tailandia,  frente a un templo budista.

La emergencia ocurrió en un popular santuario en una zona muy transitada de la ciudad y según informó la policía, muchas de las víctimas son extranjeras.

El ministro de Defensa, Prawit Wongsuwong, afirmó que el atentado, perpetrado con una “bomba de TNT”, tenía como blanco “los extranjeros y así dañar el turismo y la economía” de Tailandia.

En tanto, el jefe de la policia tailandesa, Chakthip Chijinda a la emisora Channel 9, explicó que “hasta donde sé hay más de diez muertos y muchos heridos. Nuestra investigación inicial indica que había una bomba dentro del santuario”.

La bomba estalló ante el templo de Erawan en el distrito de Chidlom. Según pudo constatar un reportero de AFP, los cuerpos quedaron esparcidos por la calle tras la explosión que ocurrió durante la mayor hora de tránsito vespertina.

“Estaba cenando en el Hotel Hyatt Erawan cuando una fuerte explosión sacudió el edificio”, relató Eric Seldin, que trabaja en Bangkok. “Cuando 15 minutos después nos dejaron salir, vi varios cuerpos cubiertos con telas”.

El santuario está dedicado al dios hindú Brahman, aunque es visitado también por miles de fieles budistas.

Numerosas fuerzas policiales y ambulancias acudieron al lugar de los hechos tras la explosión ocurrida cerca de las 19 horas locales (12 horas GTM).

Según confirman medios locales, la policía confirmó que el artefacto explosivo fue instalado en una motocicleta que estaba estacionada a un costado del templo.

Una posibilidad es que los atentados sean obra de insurgentes de la minoría musulmana del sur de Tailandia que llevan luchando desde más de una década. Sin embargo, la insurgencia nunca ha acostumbrado atacar en Bangkok.

La capital ha pasado también por una década de enfrentamientos entre grupos políticos rivales. Tras meses de protestas en las calles y un gobierno prácticamente derrocado en los tribunales, el Ejército dio un golpe de Estado hace más de un año prometiendo acabar con la crisis política, pero su poder se ha visto reforzado en los últimos meses.

Agencias