Necrológicas
  • Berta del Carmen Andrade Herrera
  • Rita Groves Lye vda. de Lovretic
  • Alan Esteban Goyack Cerpa

Bloquean el aeropuerto de Hong Kong y fuerzan la cancelación de los vuelos

Por Agencias martes 13 de agosto del 2019

Compartir esta noticia
51
Visitas

La represión policial de las protestas antigubernamentales en Hong Kong del domingo -las cuales se saldaron con 45 personas heridas, dos de ellas de gravedad- ha provocado una profunda indignación popular. Miles de manifestantes han acudido en masa este lunes durante la tarde (hora local) al aeropuerto de la ciudad para expresar su rechazo a la violencia de las fuerzas de seguridad, haciendo particular referencia a la chica que a consecuencia del impacto de una pelota de goma en el rostro ha perdido la visión de un ojo y cuyo pronóstico médico es reservado. Al final de la tarde una mayoría de los asistentes se ha retirado por su propia voluntad, aunque unos pocos cientos todavía permanecen en el interior de las terminales.

En respuesta a los manifestantes, la autoridad del Aeropuerto Internacional de Hong Kong, uno de los más transitados del mundo, ha decidido cancelar todos los vuelos a partir de las 4 de la tarde de este lunes (hora local).

Las protestas han continuado en el interior del aeropuerto por cuarto día consecutivo, después de que los manifestantes se presentaran allí por primera vez el viernes. La decisión de las autoridades de bloquear el paso a toda persona que no tuviera un boleto de avión fue infructuosa y la concentración siguió adelante. Aunque en algún momento de la tarde se temió que la policía pudiera actuar en el interior del recinto, esta posibilidad se descartó cuando la multitud comenzó a vaciar el vestíbulo del aeropuerto.

El gobierno chino se ha referido este lunes a las protestas en Hong Kong con una dureza sin precedentes desde que estalló la crisis. Ve “señales de terrorismo” en las manifestaciones.

El aeropuerto de Hong Kong es un nudo clave en la comunicación aérea mundial, tanto de pasajeros como de productos. En 2017 lo emplearon poco menos de 73 millones de personas, lo que lo convierte en el octavo aeropuerto más transitado del mundo y el tercero de Asia.