Necrológicas
  • Salvador Yeber Campos
  • Francisco Antonio Catalán Leiton
  • Silva González Cárcamo
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio
Por sentirse perseguida por las autoridades de su país

Boliviana que cuestionó plan de vuelo de Chapecoense solicitó refugio en Brasil

Por Agencias miércoles 7 de diciembre del 2016

Compartir esta noticia
409
Visitas

La funcionaria del organismo de control de vuelos de Bolivia que cuestionó el plan de vuelo del avión de la aerolínea Lamia que se estrelló el lunes de la semana pasada en Colombia en un accidente que causó 71 muertos, todos ligados al club Chapecoense, solicitó refugio en Brasil.

La boliviana Celia Castedo Monasterio, funcionaria de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA) en el aeropuerto de Viru Viru de la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra, presentó la petición de refugio en la ciudad fronteriza de Corumbá y fue liberada para permanecer provisionalmente en Brasil mientras se resuelve su situación legal.

“Ella recibió un protocolo de petición de refugio que le permite permanecer legalmente en el país y ahora tendrá que esperar que el Ministerio de Justicia se pronuncie sobre su solicitud”, dijo a Efe el comisario de la Policía Federal en Corumbá, Sergio Macedo, quien atendió a la boliviana.

De acuerdo con el comisario, compete al Ministerio de Justicia determinar si concede o no el refugio de Castedo, quien solicitó ese estatus por sentirse perseguida por las autoridades de su país.

“El proceso puede demorar hasta un año”, agregó Macedo al negar que el Ministerio de Justicia tenga un plazo de un mes para pronunciarse.

Castedo fue la funcionaria de la AASANA que hizo varias observaciones al plan de vuelo del avión de Lamia que se estrelló el pasado lunes en Colombia cuando transportaba a los jugadores y dirigentes del club brasileño de fútbol Chapecoense.

Después del accidente presentó un informe alegando que sus observaciones no fueron atendidas por la empresa y que, incluso así, la AASANA terminó autorizando el vuelo.

Según la prensa boliviana, aunque Castedo se negó a recibir el plan, el documento pasó finalmente por los encargados de controlar el vuelo en Santa Cruz y luego a control nacional de la AASANA.

Piloto tenía
orden de arresto

Día a día se conocen nuevos antecedentes del trágico suceso. Ayer, el gobierno de La Paz informó que Miguel Quiroga, el piloto del avión de LaMia, estaba procesado por la justicia y tenía una orden de arresto por haber dejado la Fuerza Aérea Boliviana (Fab). El ministro de Defensa boliviano, Reymi Ferreira, explicó que “el capitán Quiroga, que fue piloto del avión que se accidentó, tenía un juicio con la Fab e incluso contaba con un mandamiento de apremio”.

Quiroga ha estado en el centro de la polémica, pues era co-propietario de la aerolínea LaMia y se cree que la causa del accidente fue la falta de combustible para llegar al aeródromo de Medellín. Según el titular de Defensa boliviano, Quiroga y otros cuatro que también dejaron la Fab están procesados por la misma razón, pero evitaron ser detenidos presentando recursos legales de amparo constitucional. “Ellos recibieron una formación profesional, en la que el Estado invierte (…) y de pronto a media carrera en lugar de cumplir con el acuerdo y volcar esos conocimientos y destrezas a favor de la Fab y el Estado, prefieren renunciar”, señaló Ferreira. Según el ministro, estos pilotos tienen el compromiso de servir algunos años en la entidad tras ser formados, lo que le costaría al Estado al menos 100 mil dólares.