Necrológicas
  • José Arturo Olavarría Velásquez
  • Víctor Serón Nail

Brasil: 28 millones de pacientes se quedaron sin atención por fin de acuerdo con médicos cubanos

Por Agencias miércoles 12 de junio del 2019

Compartir esta noticia
51
Visitas

Al menos 28 millones de personas se han visto afectadas en Brasil, luego que el Presidente Jair Bolsonaro, determinara poner fin a un acuerdo con el gobierno de Cuba que incluía el intercambio de miles de médicos de la isla.

La cifra fue entregada por la Confederación Nacional de Municipios de Brasil, en el primer reporte dado, luego que más de 8.500 médicos cubanos abandonaran el país sudamericano, tras la decisión de Bolsonaro de poner fin al acuerdo con La Habana, consigna The New York Times.

El Mandatario argumentó la decisión de terminar el acuerdo, señalando que los profesionales trabajaban bajo condiciones de esclavitud en Brasil, debido a que la mayor parte de sus salarios eran retenidos por el gobierno cubano.

“Los médicos cubanos están prácticamente sometidos a una situación de esclavitud. ¿Usted se imagina que le confiscaran el 70% de su salario?”, argumentó Bolsonaro.

La decisión ha sido una dura prueba para el gobierno de Brasil, debido a que hasta el momento no han podido solucionar la falta de médicos, aunque para el gobernante el déficit se solucionará con la graduación de nuevos especialistas.

“Estamos graduando, estoy seguro, alrededor de veinte mil médicos al año, y la tendencia es incrementar esa cifra (…) Podemos solucionar este problema con esos médicos”, explicó Bolsonaro cuando anunció el fin del programa con Cuba.

Pero a más de 6 meses de iniciado su mandato, aún hay 3.847 vacantes de médicos en casi 3.000 municipios.

“En varios estados, las clínicas de salud y sus pacientes no tienen médicos (…) Es un retroceso. Impide diagnósticos tempranos, así como el monitoreo de niños, embarazos y la continuación de tratamientos que ya estaban en desarrollo”, dijo Ligia Bahia, una profesora en la Universidad Federal de Río de Janeiro.

El gobierno de Dilma Rousseff inició en 2013 el programa Mais Médicos, que contó con la ayuda de los doctores cubanos, exportados por el gobierno de Raúl Castro, por lo que tuvieron la antipatía directa de Bolsonaro.

El programa buscaba aumentar la atención primaria, que en 2013 llegaba a sólo el 59,6% de los brasileños, pero que con esta política se situó en un 70% en 2018, según la Organización Panamericana de la salud. Fecha anterior a la salida de los médicos cubanos.

Bolsonaro prometió que los cubanos que se quedaran podrían ejercer en Brasil y recibir el salario completo, además de poder llevar a sus familias al país sudamericano, pero bajo la condición de que rindieran un examen para ejercer la medicina.

Una prueba que no se ha realizado desde 2017, por lo que los cerca de 2.000 profesionales caribeños que se quedaron en Brasil, se encuentran sin la posibilidad de ejercer.

De acuerdo a Gabriel Vivas, funcionario de la Organización Panamericana de Salud, alertó que la salida de los médicos podría conllevar la muerte de 37 mil menores de edad para 2030, debido a la falta de atención primaria.

Por su parte, el ministro de Salud de Bolsonaro, Luiz Henrique Mandetta, destacó el programa Mais Salud -algo extraño con la polarización política en Brasil- pero que era necesario realizar algunos ajustes, por lo que enviarían una reforma en marzo o abril. Ahora dice que la enviará a fines de junio.