Necrológicas
  • Nibaldo Astorga Astorga
  • Jorge Ricardo Levill Paredes
  • Jovita del Carmen Hernández Hernández

Cadena perpetua para el jardinero de Toronto que mataba y descuartizaba a homosexuales

Por Agencias domingo 10 de febrero del 2019

Compartir esta noticia
Visitas

Bruce McArthur confesó el asesinato de ocho hombres, cuyos restos ocultó en maceteros y el jardín de una vivienda en la que trabajaba.

Bruce McArthur forma parte de la lista de asesinos en serie más tenebrosos de la historia canadiense. Este jardinero de Toronto, considerado por sus clientes y vecinos como un tipo “especialmente amable”, estrangulaba a sus víctimas, las descuartizaba y escondía sus restos en maceteros. El pasado 29 de enero, admitió su culpabilidad en la muerte de ocho hombres. Sin embargo, la policía sigue revisando varios crímenes sin resolver, ya que sospecha que el condenado puede ser responsable de más muertes.

Un juez de Ontario lo condenó esta semana a cadena perpetua, aunque el magistrado ha dejado abierta la posibilidad de que el reo solicite la libertad condicional dentro de 25 años.

McArthur tiene 67 y lleva más de uno encarcelado, así que podría recuperar su libertad con 91. En los últimos días, familiares de las víctimas y miembros de la Fiscalía intentaron convencer al juez para que el asesino en serie recibiera al menos dos condenas distintas, sumando así 50 años, algo que le llevaría casi con total seguridad a morir entre rejas.

El magistrado afirmó que los asesinatos de McArthur fueron horripilantes. No obstante, explicó que había tenido en cuenta en la sentencia la declaración de culpabilidad y la edad del acusado. “Hay una línea muy delgada entre el castigo y la venganza”, expresó McMahon, según informó la cadena CBC.

El jardinero, que también hacía de Viejo Pascuero en un centro comercial de Toronto durante las vacaciones navideñas, fue detenido el 18 de enero de 2018. Según reveló la policía, McArthur tenía atado a un hombre en su cama en el momento de su detención, que se produjo, en principio,  en relación con el asesinato de dos personas.

Sin embargo, otros crímenes se fueron sumando a medida que los investigadores fueron tirando del hilo e interrogando a Bruce McArthur. La oficina del forense halló los restos de siete individuos en los maceteros de una residencia donde McArthur había trabajado, y partes del cuerpo de una octava víctima estaban enterradas en una zona del jardín trasero de la misma vivienda.

El homicida conoció a casi todas sus víctimas en el barrio gay de Toronto. La policía halló en el computador de McArthur fotografías donde aparecían algunas de estas personas, vivas y muertas. También fueron hallados objetos personales de los asesinados que el culpable conservaba en su departamento tras quitarles la vida. “Bruce McArthur es un depredador sexual y un asesino que atrajo a sus víctimas y terminó matándolas por su propia y enferma satisfacción”, afirmó el juez.

Tras la detención de McArthur, miembros de diversos colectivos LGTBI de Toronto protestaron porque habían alertado a la policía tiempo atrás de la desaparición de varias personas y temían que un asesino en serie estuviera rondando el barrio. Según los denunciantes, los agentes minimizaron o ignoraron sus preocupaciones, por lo que han reclamado una investigación a fondo.