Necrológicas
  • Carmen Cárcamo Vda. de Gómez
  • Nibaldo Astorga Astorga
Atentado en Afganistán

Chaleco antibalas salva la vida a jefe del Ejército de EE.UU.

Por Agencias viernes 19 de octubre del 2018

Compartir esta noticia
Visitas

El jefe de las fuerzas de EE.UU. en Afganistán, el general Scott Miller, salió ileso de un tiroteo a la salida de una entrevista ayer con el jefe de la policía de Kandahar, el general Abdul Raziq. El alto mando afgano, uno de los hombres más poderosos del aparato de seguridad del país asiático, resultó muerto.

Un portavoz de la Otan aseguró que el general estadounidense salió “ileso” de un tiroteo en Kandahar. Al parecer le salvó el chaleco antibalas, pero tres de sus guardaespaldas resultaron heridos.

Los talibanes se atribuyeron el ataque, que también cobró la vida de al menos otras ocho personas. El atentado aumentó la presión sobre el gobierno de Kabul ante las elecciones parlamentarias de este sábado, donde los talibanes pidieron a los afganos que las boicotearan. Argumentan que los comicios “no tienen raíces islámicas ni afganas, sino que se trata de una treta para prolongar la ocupación”.

El asesinado general Raziq era un oficial con una reputación controvertida. Respetado y odiado a partes iguales por la firmeza con que luchaba contra el desafío insurgente, había sobrevivido a varios atentados. Similar respeto le tenían los militares norteamericanos, que le atribuían el control de la provincia de Kandahar. Sin embargo, las organizaciones de derechos humanos habían criticado sus métodos expeditivos.