Necrológicas

China advierte riesgo de que coronavirus se transforme y se propague aún más

Por La Prensa Austral jueves 23 de enero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

El principal foco es la ciudad de Wuhan, de la provincia de Hubei, donde
todas las hipótesis apuntan a un mercado de marisco y pescado.

Las autoridades de la provincia china de Hubei, donde se originó el nuevo coronavirus de la neumonía de Wuhan, elevaron ayer a 17 el número de muertos por esta enfermedad que, según la Comisión Nacional de Sanidad, podría mutar y propagarse.

“Aunque todavía falta por entender por completo la vía de transmisión del virus, existe la posibilidad de que mute y el riesgo de una mayor propagación”, indicó ante los medios Li Bin, viceministro de la citada comisión.

Li admitió esa posibilidad y mostró su preocupación por el masivo movimiento de viajeros que traen aparejadas las vacaciones del Año Nuevo chino, que arrancan mañana, pero no se dejó llevar por el alarmismo e hizo hincapié en las medidas de prevención y fiscalización que Pekín ha puesto en marcha.

Control de temperaturas a los viajeros en puertos, aeropuertos y estaciones de autobús y tren, seguimiento a quienes padecen los síntomas (fiebre, fatiga, tos seca, disnea) o designación de hospitales específicos para el tratamiento de los pacientes y el aislamiento de éstos, entre ellas.

Y aunque no se ha logrado dar con el origen exacto del virus, todas las hipótesis apuntan a un mercado de marisco y pescado de la ciudad de Wuhan -hogar de unos 11 millones de personas-, por lo que se ha prohibido la venta de animales vivos en la ciudad.

“Básicamente, no vayan a Wuhan. Y quienes están en Wuhan, por favor, no salgan de la ciudad”, pidió Li, en referencia a la capital de la provincia de Hubei, de 11 millones de habitantes, epicentro del brote y que ha instalado varias decenas de detectores térmicos para identificar posibles infectados, pues la fiebre es uno de los primeros síntomas.

El virus está presente ya en al menos 13 provincias chinas, además de las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao, que confirmaron ayer sus primeros casos.

Sin embargo, el jefe del Centro de Prevención y Control de Enfermedades, Gao Fu, destacó que, hasta el momento, no se ha detectado un “súper transmisor” del nuevo coronavirus, con capacidad para infectar a muchas personas a partir de un solo caso.

En el extranjero, por el momento se han detectado al menos cuatro casos en Tailandia, y uno en Japón, Corea del Sur, Taiwán y Estados Unidos, y son muchos los países que llevan días controlando a los pasajeros procedentes de China para minimizar los riesgos de contagio.

Finalmente, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció ayer que no está listo aún para decidir si el nuevo brote de virus constituía una urgencia internacional, por lo que el comité de expertos prolongó sus sesiones un día más.

“La decisión de declarar o no una emergencia sanitaria pública de alcance internacional es una decisión que me tomo muy en serio y que sólo estoy dispuesto a asumir teniendo en cuenta las pruebas disponibles” declaró a la prensa el director de la OMS, Adhanom Ghebreyesus.