Necrológicas
  • Olpiz Obando Briones
  • Humberto Molina

China responde a Trump e impone aranceles por US$60 mil millones a importaciones desde EE.UU.

Por Agencias martes 14 de mayo del 2019

Compartir esta noticia
73
Visitas

China anunció este lunes que aumentará sus tasas aduaneras a partir del 1 de junio sobre 60 mil millones de dólares de importaciones anuales de productos estadounidenses, en represalia por las medidas tomadas por Washington.

Los aranceles aduaneros se incrementarán sobre un conjunto de productos estadounidenses ya gravados, hasta una tasa máxima del 25%, anunció la Oficina de la Comisión tarifaria del gobierno chino en su sitio en internet.

El Presidente de Estados Unidos Donald Trump aprobó el viernes aumentar, en tanto medida punitiva, del 10% al 25% los aranceles que se aplican sobre productos chinos valorados en 200 mil millones de dólares.

Trump también ordenó instituir un procedimiento para gravar unos 300 mil millones de dólares de las importaciones restantes, afectando así a todos los productos procedentes de China que se venden en Estados Unidos.

Pekín había prometido en varias ocasiones durante los últimos días que tomaría las “medidas de represalia necesarias”.

“China nunca cederá a ninguna presión exterior. Tenemos la determinación y la capacidad de defender nuestros derechos e intereses legítimos”, afirmó este lunes Geng Shuang, un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Pekín.

“Hemos dicho en repetidas ocasiones: el aumento de los derechos de aduana no resolverá ningún problema”, subrayó en una conferencia de prensa, en la que abogó por “un acuerdo en beneficio mutuo”.

Antes de las medidas anunciadas este lunes por Pekín, la cuasi totalidad de los productos estadounidenses ya estaban sobretasados en China. Esto afectaba a un monto de 110.000 millones de dólares sobre un total anual de 120.000 millones de importaciones desde Estados Unidos.

China ya había asegurado este fin de semana, por boca de su vice primer ministro y responsable de las negociaciones comerciales con EE.UU., Liu He, que no surtirían efecto las medidas de presión de Washington para tratar de obligarle a aceptar un acuerdo en condiciones que considera lesivas para su soberanía. Este lunes el portavoz del Ministerio de Exteriores, Geng Shuang, ha reiterado el mensaje en su rueda de prensa diaria: Pekín “nunca se rendirá a la presión externa”, ha afirmado. “Tenemos la determinación y la capacidad de defender nuestros intereses legítimos”.

Los medios oficiales chinos han utilizado este lunes un mensaje de resistencia y desafío. El efecto que tendrán los nuevos aranceles, ha sostenido la televisión estatal CCTV, es “totalmente asumible”. “No pasa nada; China sabrá convertir la crisis en una oportunidad y utilizarla para poner a prueba sus capacidades, para hacer el país aún más fuerte”.

Provocación

Con esa actitud mental ya en marcha, las palabras de Trump en Twitter han sonado este lunes como una provocación a oídos chinos. “Le digo abiertamente al Presidente Xi y a todos mis muchos amigos en China que China quedará muy perjudicada si no llegan a un acuerdo, porque las compañías se verán obligadas a salir de allí”, ha tuiteado.

Si en Zhongnanhai, el complejo residencial de la cúpula de poder china, alguien abogaba aún por seguir calibrando la respuesta a los aranceles estadounidenses antes de anunciarla, esas declaraciones han supuesto el empujón final para hacer públicas las medidas.

La guerra comercial se reabrió la semana pasada con el anuncio de Trump de que impondría nuevos aranceles, cuando los mercados daban por hecho que los dos países estaban a punto de cerrar un pacto que pusiera fin a sus diferencias comerciales.