Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Colombianas protestan tras conocer absurda condena contra una mujer asesinada

Por Agencias miércoles 18 de mayo del 2016

Compartir esta noticia
442
Visitas

La protesta se generó después de que se conociese un texto jurídico de una funcionaria del Ayuntamiento de Bogotá en el
que catalogaba a  una víctima de violación y asesinato como única responsable de su muerte, ocurrida en el año 2012.

No bastó con que una funcionaria del Ayuntamiento de Bogotá se apartara del cargo ni que el alcalde de la ciudad, Enrique Peñalosa, se retractara del pronunciamiento que salió de su oficina y que culpaba de su tragedia a Rosa Elvira Cely, una mujer violada y asesinada en el año 2012, para que los colombianos dejaran de manifestar su indignación. Decenas de personas se agolparon a las afueras del edificio del gobierno local para gritar: “No más femicidios, Rosa Elvira somos todos”.

“Este es un ‘plantón’ por Rosa Elvira Cely, por tantos atropellos burocráticos, que merecen que rompamos el silencio”, fue una de las tantas frases que se escucharon en la protesta, la primera de una serie de manifestaciones que se han organizado para los próximos días en Bogotá, una ciudad en donde, según la Defensoría del Pueblo, en los dos años siguientes a la muerte de Cely, al menos 21.000 mujeres fueron víctimas de violencia de género.

La protesta se generó después de que se conociese un texto jurídico de una funcionaria del Ayuntamiento en el que catalogaba a la víctima como única responsable de su muerte. “Puso en riesgo su integridad y vida, hasta el punto que Javier Velasco le cercenó su existencia; si Rosa Elvira Cely no hubiera salido con los dos compañeros de estudio después de terminar sus clases en las horas de la noche, hoy no estuviéramos lamentando su muerte”, se lee en el documento, revelado por el diario El Espectador, y que fue enviado en nombre de la autoridad local al proceso de reparación que se adelanta por la negligencia de las autoridades en la atención al llamado que la mujer hizo tras el ataque.

El caso, que ya fue calificado por Onu Mujeres, como una muestra clara de tolerancia institucional que permite que se perpetúe la violencia contra las mujeres, ha generado una profunda reflexión sobre cuál es el tratamiento que se le da a los casos de femicidio en el país, en donde según cifras de Medicina Legal, entre los años 2009 y 2014, más de 8.000 mujeres murieron víctimas de la violencia de género.

El caso de Rosa Elvira, que conmocionó al país hace cuatro años cuando se conocieron detalles de la tortura a la que fue sometida, sigue indignando a los colombianos. La hermana de la víctima, Adriana Cely, recuerda la cadena de errores que terminaron con su muerte.”Aunque ella alcanzó a llamar a pedir ayuda, la dejaron morir. Las autoridades se tardaron en llegar y una vez en el hospital no recibió la atención que necesitaba”, dijo.

Uno de los reclamos que hace la familia de la víctima es que el agresor de Rosa Elvira Cely, Javier Velasco estaba en libertad pese a que se había comprobado que en el pasado ya había matado a otra mujer y dos de sus hijastros habían sido víctimas de sus abusos. “No entiendo cómo pretenden que las mujeres violentadas denuncien, si las culpables, para las autoridades, terminan siendo ellas”, dice la hermana de la víctima.