Necrológicas

Corea del Sur eleva a diez los fallecidos por el virus Mers

Por Agencias viernes 12 de junio del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
46
Visitas

El brote de Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (Mers) que afecta a Corea del Sur se cobró una nueva víctima. Se trata de un hombre de 75 años que contrajo el virus dentro de un hospital mientras estaba siendo tratado de un cáncer terminal de pulmón, según informó el Ministerio de Salud surcoreano.
Además, durante la jornada de ayer la enfermedad se diagnosticó a otras 14 personas más que estaban en observación, por lo que el número de enfermos asciende a 122.
Uno de los nuevos casos diagnosticados es una mujer de 39 años que se encuentra en la fase final de su embarazo. Se trata del primero de este tipo entre los registrados en Corea del Sur y, según ha asegurado el Ministerio, incluso teniendo en cuenta los datos de infecciones de Mers en todo el mundo no hay suficiente información sobre cómo el virus puede afectar a la paciente y al feto.
Aunque su condición es estable, el suministro de antivirales es mucho más complicado en su condición. El coronavirus del Mers, para el que no hay vacuna ni tratamiento específico, provoca en los afectados una infección pulmonar con tos, fiebre y dificultad para respirar.
El primer brote de Mers surgió en Arabia Saudita y otros países del Golfo Pérsico en 2012 y antes de su irrupción en Corea del Sur había afectado a un millar de personas, 450 de las cuales fallecieron.
La enfermedad llegó al país asiático a mediados de mayo a través de un hombre de 68 años que aparentemente la contrajo durante un viaje de negocios por cuatro países de la zona. El portador cayó enfermo una vez volvió a Corea del Sur y recorrió cuatro hospitales hasta que lo atendieron.
Para cuando se confirmó que el hombre padecía este síndrome respiratorio -contra el que aún no existe una vacuna o tratamiento efectivo-, otros pacientes de estos centros ya se habían contagiado.
La enfermedad tiene una tasa de mortalidad cercana al 40% (aunque la del brote en Corea no llega al 10%) y es especialmente letal entre las personas mayores y aquellas que cuentan con enfermedades pulmonares o sus sistemas inmunológicos son débiles.
Las autoridades sostienen que el brote está controlado porque todos los contagios se han producido dentro de hospitales y piden a la población no reaccionen de forma exagerada.
Sin embargo, ayer se conoció que el número de centros médicos que lidian con el virus son 55, casi el doble de los 29 que se registraron el lunes. Más de 3.800 personas están en cuarentena y 2.400 centros educativos en Seúl y alrededores siguen cerrados.
El gobierno decidió reabrir algunos de ellos, después de que el equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) desplazado hasta la capital surcoreana recomendara no cerrar los centros.
La Presidenta surcoreana, Park Geun-hye, decidió aplazar un viaje oficial a Estados Unidos para supervisar los esfuerzos de los expertos para erradicar el virus y mandar un mensaje de tranquilidad a la población.
El miedo de los surcoreanos al Mers ha empezado a afectar a la economía del país. Centros comerciales, restaurantes, salas de cine, museos o parques temáticos han informado de una súbita caída de ingresos durante el mes de junio, coincidiendo con la aparición y expansión del virus.
Agencias