Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Peter Eladio Frías Gómez
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • María Patricia Vargas Fuentes

Coreanos separados por la guerra se reúnen después de 65 años

Por Agencias martes 21 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
141
Visitas

Desde este lunes 177 familias de Corea del Norte y del Sur separadas por la guerra se reúnen en un hotel en el norte. Cada una tendrá once horas de encuentros cara a cara para ponerse al día de todo lo ocurrido a lo largo de 65 años de separación.

Lee Kwon-joo, de 93 años, nacido en Pyongyang, tuvo que separarse de su hermano para asentarse en el sur tras la guerra. Este lunes aguardaba ansioso para conocer a su sobrino del Norte. “Es mi última oportunidad”, declaraba al grupo de periodistas surcoreanos seleccionados para cubrir el encuentro. “Llevo a mi hijo por una razón, y es que tenemos que conocernos para ser una familia de verdad incluso después de que yo me haya muerto”.

Las reuniones en un balneario en el monte Kumgang, a pocos kilómetros de la frontera que divide las dos Coreas, son las primeras de familias separadas desde octubre de 2015. Auspiciadas por la Cruz Roja, estas dos tandas se acordaron el pasado abril en la histórica reunión de Panmunjom, la primera entre los líderes de ambos países -Kim Jong-un y Moon Jae-in-, como parte de las medidas para crear confianza y mejorar las relaciones entre los dos vecinos.

Para muchas de estas familias se trata, posiblemente, de la única ocasión en que podrán volver a verse. Desde la división de Corea tras la guerra de 1950 a 1953 sólo se han celebrado 22 y han podido reunirse unas 20.000 familias. Pero el tiempo corre. Las listas originales en Corea del Sur incluían 132.124 nombres. Ya sólo viven 56.990, de los que el 86% tiene más de 70 años.

Los primeros familiares surcoreanos llegaron a la ciudad fronteriza de Sokcho, en el sur, ya el domingo. Originalmente debían ser 93 familias, pero cuatro cancelaron en el último momento su presencia por motivos de salud. A las 89 que sí llegaron, para reunirse con unos 180 familiares norcoreanos, les recibieron funcionarios del Ministerio de Unificación de Seúl, que les dieron instrucciones sobre cómo se desarrollarán los encuentros.