Necrológicas
  • Luis José Rodolfo Mansilla Cárcamo
  • María Orfelina Almonacid Miranda
  • Enrique Guillermo Bacho Herrera

Derechista Duque venció con amplia mayoría en la segunda vuelta presidencial de Colombia

Por La Prensa Austral lunes 18 de junio del 2018

Compartir esta noticia
60
Visitas

El derechista Iván Duque es desde ayer el nuevo Presidente de Colombia. El candidato, impulsado por el ex Mandatario Alvaro Uribe, se impuso en segunda vuelta ante el izquierdista Gustavo Petro con el 53,85% de los votos y una diferencia de más del 12%. Colombia inaugura así una etapa crucial para su transición un año y medio después de la firma de los acuerdos con las Farc, a los que Duque pretende aplicar modificaciones. En agosto próximo sucederá en el cargo a Juan Manuel Santos y será el encargado de pilotar un nuevo ciclo. Se enfrenta al reto de reducir la polarización, contener la violencia que aún golpea a algunas zonas y mejorar la economía.

Duque llegará a la Casa de Nariño con un caudal de más de 10 millones de votos frente -con casi el 99,5% escrutado- frente a los más de ocho millones de Petro en un país dividido sobre el proceso de paz, pero, al mismo tiempo, con inquietudes que muestran el cambio de época. Duque, ex senador del Centro Democrático fue portavoz de la campaña del no en el plebiscito sobre los acuerdos con las Farc celebrado en octubre de 2016. Su planteamiento ganó entonces por la mínima, lo que obligó al gobierno a cambiar el texto, aunque desde entonces fue moderando su discurso, que en los últimos meses estuvo centrado sobre todo en la recuperación económica y en la regeneración política. No pretende, asegura, “hacer trizas” lo pactado como piden los sectores más intransigentes de su coalición y ceñirá las reformas a algunos aspectos relacionados con el sistema de justicia transicional.

Discurso de unidad

El nuevo Presidente deberá también resolver la negociación con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que comenzó en febrero de 2017 y apenas ha registrado avances con la excepción de una tregua de 100 días pactada el pasado septiembre con ocasión de la visita del Papa Francisco.

Su declaración de intenciones, unas palabras que lo alejan de entrada de la actitud habitual de Uribe, quedó plasmada la mañana de ayer después de depositar su voto. “Vengo a ratificar un anhelo. Es que Colombia pueda ser gobernada por una nueva generación que quiere gobernar con todos y para todos, que quiere unir al país, que quiere pasar las páginas de la corrupción, de la politiquería y del clientelismo”, afirmó Duque, que está a punto de cumplir 42 años.

La idea de la reconciliación nacional fue una de las ideas centrales de la campaña. La impopularidad que sufrió Santos en la última etapa de su segundo mandato como consecuencia del proceso de paz solo es un indicador parcial del clima de Colombia. La sociedad ya ha comenzado a experimentar cambios profundos. Más de 7.000 combatientes de las Farc entregaron las armas y se desmovilizaron, con la salvedad de unos grupos disidentes que siguen delinquiendo sobre todo en las fronteras. El partido político nacido de la organización insurgente, prácticamente desactivado por el rechazo casi absoluto que genera en los electores, renunció a concurrir en estos comicios.

Opinan los votantes

Darlin Leonida Blandón es viuda de un militar y víctima del conflicto armado en Colombia. Pero en este balotaje decidió votar por Petro, representante de la izquierda antiestablishment. “Es la opción que tenemos los del pueblo. Ya es hora y es justo, no más de lo mismo”, dice Blandón quien apoya decididamente el acuerdo de paz que selló el gobierno de Santos con las otrora Farc. “No podemos seguir viviendo de una manera indigna, a duras penas trabajamos por un mínimo vital”, sentencia esta comerciante independiente.

“Se necesita un cambio en la dirección de este país, justicia social y equidad”, la secunda Jeisson Valencia, un comerciante de 40 años que también apoya a Petro. Es originario de Medellín, la capital de Antioquia, y lleva una gorra verde del Atlético Nacional, el equipo de su tierra, donde el ex Presidente Alvaro Uribe, férreo opositor de los acuerdos y mentor de Duque, es imbatible. “Es como ver un partido de la selección Colombia, uno le hace fuerza pero de pronto se estrella con la realidad”, admite sobre la tendencia de las encuestas, que mostraban como claro favorito a Duque, que cuenta con el respaldo de los empresarios y la mayoría de la clase política.