Necrológicas

Descubren un arsenal en casa del autor de matanza en Los Angeles

Por Agencias viernes 4 de diciembre del 2015

Compartir esta noticia
139
Visitas

En medio de una insistente prudencia sobre los motivos que llevaron a Syed Farook y su esposa, Tashfeen Malik, a matar a 14 personas a tiros el miércoles por la mañana (hora en California), la policía de San Bernardino reveló un día después que la pareja tenía un arsenal gigantesco en su casa.
Aparte de dos rifles de asalto calibre 223 y dos pistolas de nueve milímetros, la pareja tenía en su vivienda gran cantidad de munición y material para fabricar bombas caseras. Además, dejaron tras de sí en la escena del crimen tres artefactos explosivos unidos a un coche teledirigido para ser activados a distancia con un mecanismo que falló. Todos estos detalles refuerzan la inquietante convicción de que hay “un grado de premeditación”, según la policía, que no es habitual en los tiroteos en Estados Unidos.
Durante el tiroteo posterior con la policía, Farook y Malik dispararon desde su coche al menos 76 tiros, según los análisis balísticos. Ella desde la parte de atrás del vehículo con un arma de asalto, y él desde el asiento del conductor con una pistola nueve milímetros. En el vehículo tenían 1.400 balas calibre 223 y 200 para las pistolas. El vehículo, un todoterreno oscuro marca Ford, era arrendado y debía ser devuelto el miércoles, lo que añade aún más sospechas sobre la planificación y los motivos de la matanza.
Todas las hipótesis acerca del ataque siguen abiertas. El Presidente Barack Obama volvió a referirse ayer a lo ocurrido. Fue la duodécima comparecencia desde que es Presidente tras una matanza con armas de fuego. La palabra frustración comienza a desdibujarse y el Presidente reconoce que el país está atrapado en un ciclo de violencia exclusivo de Estados Unidos.
El Presidente ha reconocido que todas las posibilidades, todos los motivos, son viables, incluida la vertiente terrorista. “Podría tener que ver con terrorismo pero no sabemos”, ha dicho. “También puede tener que ver con el trabajo…”. El por qué el Presidente no descarta el terrorismo se encuadra a que hay demasiadas cosas que todavía no encajan en lo sucedido en California. El FBI habla de un ataque muy preparado pero a la vez se cita que el sospechoso, el fallecido Syed Farook, salió enfadado del centro de discapacitados tras un altercado para regresar, acompañado de su esposa y armado hasta los dientes. En el creciente clima de islamofobia que ciertos sectores han instalado en el país, el nombre de los sospechosos desata alertas. El era estadounidense. Se casó con Tashfeen Malik recientemente en Arabia Saudita.
Impotencia. El Presidente poco más ha podido hacer que ofrecer sus condolencias a las familias de las víctimas. “En este momento, no sabemos por qué sucedió este terrible acto”, ha declarado Obama desde el Despacho Oval, donde estaba reunido con representantes del mundo de la justicia para debatir la reforma del sistema penal. “No sabemos la extensión de sus planes. No sabemos sus motivos”, ha proseguido Obama, al que le faltó decir, sumido en un agotamiento por repetición, “en este caso, ni siquiera sabemos por qué”.
Obama pide reflexión
Sentado, casi hundido en el sofá, la instantánea ofrecía un Presidente ya demasiado acostumbrado a estos tristes y brutales rituales. De nuevo, Obama pedía reflexión y reclamaba medidas para que deje de ser “tan fácil” matar, y que quede, como en el caso de San Bernardino, un rastro de 14 cadáveres y 17 heridos de bala.
“Tenemos que reflexionar sobre nosotros mismos como sociedad, para dar pasos básicos que hagan que sea más difícil, no más fácil, que aquellos que quieren hacer daño” consigan armas de fuego, ha repetido.
La Casa Blanca comienza a sopesar la posibilidad de que el Presidente emita una orden ejecutiva que exija verificar ciertas informaciones antes de adquirir armas, ya que en el Congreso la legislación para un mayor control de las armas está totalmente paralizada.

Agencias