Necrológicas
  • Paulina Andrea León Bustamante
  • Imken Almeit Kausel Szepan
  • Marco Bahamóndes López
  • Juan Carlos Díaz Parada
  • Tonka Gospodnetic Tafra

EE.UU. y Canadá sospechan que un cohete Iraní habría derribado avión con 176 ocupantes

Por Agencias viernes 10 de enero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

El siniestro del avión ucraniano que se estrelló el miércoles cerca de Teherán matando a sus 176 ocupantes va camino de convertirse en un incidente internacional de primer nivel. El Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha asegurado este jueves en rueda de prensa que la información de inteligencia recabada de numerosas fuentes apunta a que el Boeing 737-800 de la compañía Ukraine International Airlines (Uia) fue alcanzado accidentalmente por un misil tierra-aire iraní.

La información “sugiere” que es la “causa probable” del suceso, ha añadido. 63 canadienses (en su mayoría con la doble nacionalidad iraní) viajaban en el avión. Poco antes, fuentes de inteligencia de Washington citadas por varios medios habían considerado esta hipótesis “altamente probable”.

The New York Times ha publicado este jueves un video que muestra aparentemente cómo un misil impacta en el avión en torno a la misma hora y en la misma zona en la que se estrelló el Boeing de la aerolínea ucraniana.

Ucrania, que ha enviado a un equipo de expertos a la capital iraní, no descarta ninguna teoría; tampoco que la aeronave fuese derribada por un misil o que sufriera un ataque terrorista. Horas antes de que el aparato se estrellase, Irán lanzó varios misiles a dos bases en Irak donde están desplegadas tropas estadounidenses.

Al ser consultado acerca del tema en una conferencia de prensa este jueves, el Presidente estadounidense, Donald Trump, reconoció sus “sospechas”. “Algunas personas dicen que fue algo mecánico. Yo personalmente no creo que eso siquiera sea una cuestión”.

La investigación de lo sucedido con el vuelo PS752 puede ser particularmente difícil debido a la tensión entre Teherán y Washington tras el asesinato con un dron de Estados Unidos del general iraní Qasem Soleimani. Funcionarios estadounidenses citados por Reuters, CBS y CNN han afirmado que los satélites de EE.UU. han detectado el lanzamiento de dos misiles poco antes de que el avión se estrellara. El Pentágono ha rehusado hacer comentarios oficialmente. Además, el Reino Unido (tres ciudadanos británicos iban a bordo) está investigando informes “muy preocupantes” sobre el accidente aéreo de Irán, según un portavoz de Downing Street citado por The Guardian.

Mientras tanto, las autoridades iraníes aseguraron a su agencia estatal de noticias que el avión se incendió en pleno vuelo y que había sufrido una falla técnica; también que había comenzado a dar la vuelta hacia el aeropuerto. El aparato, que había despegado a las 6,12 horas, cinco minutos antes del siniestro, desapareció de los radares a una altura de 2.440 metros. Teherán se ha negado de momento a entregar las cajas negras a la multinacional estadounidense Boeing.

Entre los fallecidos del vuelo PS752 se cuentan 82 iraníes, 63 canadienses (en su mayoría con la doble nacionalidad iraní), 11 ucranios, 10 suecos, cuatro afganos, tres alemanes y el mismo número de ciudadanos británicos, que volaban hacia la capital de Ucrania. La investigación de la catástrofe, en la que participarán expertos de varios países, puede tardar más de un año e incrementar aún más la crisis de seguridad de Boeing. Para la compañía estadounidense, éste es el último de una serie de sucesos graves con miles de víctimas.

En el lugar del suceso, cerca de la población de Sabashahr, los equipos de rescate recuperaron los cuerpos de todos los fallecidos, así como partes del avión y diversos objetos personales.

La ruta, Teherán-Kiev era muy utilizada por iraníes y canadienses con origen iraní, ya que no hay vuelos directos entre Teherán y Toronto, y Canadá es uno de los países donde residen más personas de origen iraní (más de 200.000). Esa es la explicación de por qué un número alto de fallecidos eran iraníes o tenían la doble nacionalidad.