Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

El chavismo pretende vetar a los opositores en las elecciones regionales

Por Agencias viernes 11 de agosto del 2017

Compartir esta noticia
53
Visitas

Los contrarios al gobierno deberán pedir una carta de “buena conducta” para participar en las elecciones.

Diosdado Cabello, el número dos del chavismo y hombre fuerte del régimen, planteó que la Asamblea Constituyente, controlada por el gobierno, expida certificados de buena conducta a los candidatos de la oposición que quieran participar en la elección de gobernadores, prevista para el 10 de diciembre.

La medida supondría que el régimen pueda vetar a cualquier aspirante, un golpe que se suma a la condena reciente de cinco alcaldes críticos con el chavismo y la prohibición a los opositores de presentar candidaturas en un tercio de los Estados.

Cabello hizo el anuncio en su programa de televisión, Con el mazo dando, que transmite el canal público más importante del país, Venezolana de Televisión. El show suele presentar conversaciones grabadas por los servicios de inteligencia sin autorización judicial y en este se refiere a los opositores con apodos y calificativos denigrantes. En la escenografía, sobre un escritorio, destaca un mazo de cavernícola. El espacio es el termómetro que mide las ideas de la facción de Cabello, uno de los radicales del chavismo, quien hace del policía malo que promete liquidar a la oposición frente a una audiencia de militares y civiles.

El también diputado de la Asamblea Constituyente ha sido determinante en la aprobación de las principales medidas de ese organismo, que se declaró la autoridad suprema de Venezuela. Desde que el Presidente Nicolás Maduro convocó la Constituyente en mayo, en un esfuerzo por acabar con las protestas contra su gobierno, que en cuatro meses han dejado más de 120 muertos y centenares de heridos y detenidos, Cabello ha sido el portavoz de las peores noticias para los opositores.

El diputado ha propuesto con éxito la designación como presidenta de la nueva Cámara de la ex canciller Delcy Rodríguez, así como la destitución de la fiscal general, la chavista crítica Luisa Ortega Díaz, y el nombramiento en ese cargo del hasta entonces defensor del Pueblo, Tarek William Saab, leal al régimen.

El lunes, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (Mud) decidió inscribir sus candidaturas a los comicios regionales. Dos de las formaciones de la alianza, Vente Venezuela y Alianza Bravo Pueblo, decidieron no presentarse porque consideran, entre otras razones, que el gobierno no ofrece garantías para una equitativa participación electoral. La nueva propuesta de Cabello forma parte de un repertorio más amplio de medidas contra la participación política de sus rivales.

Los opositores ya habían alertado que la Constituyente, a la que decidieron no concurrir porque la consideraron fraudulenta, buscaba realmente aislarlos. La ofensiva chavista incluye la inhabilitación de políticos opositores dictada por la Contraloría, en manos del régimen, por supuestos ilícitos administrativos, y las sentencias del Supremo contra cinco alcaldes de la oposición.

Políticos perseguidos

El inhabilitado más célebre es el dos veces candidato presidencial y gobernador del Estado de Miranda, Henrique Capriles, quien no podrá ser candidato en los próximos 15 años. Entre los alcaldes perseguidos, la víctima más reciente de los fallos del Supremo, que se vienen produciendo desde 2014, es el alcalde del municipio caraqueño de El Hatillo, David Smolansky. Desde la noche del miércoles el funcionario es fugitivo de la justicia chavista.

Sentenciado a 15 meses de prisión, Smolansky es parte del grupo de alcaldes opositores que han sido destituidos por desacato a decisiones del Supremo, que ha ordenado impedir las manifestaciones en los municipios. Desde el primer semestre de 2014, cuando un ala de la Mud, encabezada por el hoy preso político Leopoldo López; el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma; y la ex diputada María Corina Machado convocaron a protestas que buscaban forzar la salida de Maduro, se han tomado medidas que han inhabilitado a varios alcaldes opositores. Ese año los regidores Daniel Ceballos (San Cristóbal, Andes venezolanos) y Enzo Scarano (Naguanagua, centro del país) fueron detenidos y despojados de su fuero por decisiones del tribunal. Scarano está en libertad, pero Ceballos permanece en prisión.

La delegación venezolana de Transparencia Internacional ha elaborado una lista con los alcaldes de la oposición destituidos desde entonces. Según la organización, están presos dos alcaldes además de los mencionados. Y cuatro regidores se encuentran en el exilio o en la clandestinidad. Transparencia asegura que desde 2013, cuando fueron elegidos, 39 de 77 alcaldes de la Mud han sido objeto de alguna medida en su contra. El chavismo controla así casi todos los municipios.