Necrológicas
  • Alejandro Jorge Plastic Barría
  • Emilio Mendoza Silva

El controvertido Rodrigo Duterte fue investido como Presidente de Filipinas

Por Agencias viernes 1 de julio del 2016

Compartir esta noticia
Visitas

Está a favor de la ejecución de delincuentes

El controvertido Rodrigo Duterte se convirtió en el nuevo Presidente de Filipinas en una ceremonia sencilla en la que se defendió de las críticas recibidas por su radical visión de la lucha contra la delincuencia.

“Sé que hay quien no aprueba mis métodos de lucha contra el crimen y contra la venta de drogas ilegales y la corrupción. Dicen que mis métodos son poco ortodoxos y que rayan la ilegalidad”, dijo el mandatario, partidario de las ejecuciones extrajudiciales de delincuentes y narcotraficantes.

“He visto cómo las drogas ilegales destruyen personas y familias (…) He visto como el crimen roba a los inocentes todos sus ahorros. Si se mira desde esta perspectiva, decidme que me equivoco”, afirmó el político en un breve discurso tras jurar el cargo.

El flamante jefe de Estado recordó a sus detractores que es abogado de profesión y que, por lo tanto conoce, los límites de la autoridad de un Presidente.

“Sé lo que es legal y lo que no lo es. Mi respeto por el Estado de derecho es inflexible. Vosotros ocuparos de vuestro trabajo. Yo me ocuparé del mío”, zanjó el Mandatario.

“No fui elegido para servir los intereses de una persona, un grupo de personas o una clase. Sirvo a todo el mundo”, afirmó Duterte.

Duterte, que con sus 71 años es el Mandatario filipino de mayor edad en ser investido, llegó al palacio presidencial de Malacañang, ataviado con un sencillo barong -una prenda típica filipina- y unos pantalones claros.

Duterte consiguió más de 16,6 millones de votos en las elecciones del pasado 9 de mayo, cerca de 7 millones de papeletas más que su inmediato perseguidor, Mar Roxas, ministro del Interior saliente.

Agencias