Necrológicas
  • Eduardo Heinreich Biermann Stecher
  • María Magdalena Padilla Becerra
  • Héctor Méndez Martínez
  • Zenón del Carmen Uribe Barría
Coronavirus

El coronavirus obliga a cancelar eventos deportivos y perturba los Juegos de Tokio

Por Agencias jueves 6 de febrero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Varios torneos preolímpicos de básquetbol, fútbol o boxeo trasladan sus sedes fuera de China.

Las autoridades deportivas mundiales miran el brote del nuevo coronavirus de Wuhan con preocupación, y se encuentran ante la decisión de si suspender o no la celebración de eventos para evitar grandes aglomeraciones de público y minimizar el riesgo de contagio. Ya se han suspendido competiciones nacionales e internacionales previstas en China esta primavera, como los Mundiales de Atletismo de Nankín de marzo. La Fórmula 1, con un Gran Premio, el de China, agendado para el 19 de abril en Shanghai, debe decidir qué hacer ante el anuncio del comité deportivo de la ciudad de no acoger actos deportivos hasta nuevo aviso. Los organizadores de la gran cita deportiva del año, los Juegos Olímpicos de Tokio (del 24 de julio al 9 de agosto) miran el brote con nerviosismo. Varias competiciones clasificatorias se han trasladado fuera de China.

“Estoy muy preocupado por la propagación del coronavirus. Puede frenar el ambiente y el impulso para la organización de los Juegos. Espero que esto se resuelva cuanto antes”, ha asegurado Toshiro Muto, máximo responsable del comité organizador de Tokio 2020, en una reunión de coordinación rutinaria en la que se abordó la propagación del virus con foco en la ciudad china de Wuhan a menos de seis meses de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos que acogerá la capital japonesa.

El coronavirus se ha cobrado 560 víctimas mortales, según las cifras oficiales. El número de infectados se sitúa en 27.000. El coronavirus 2019-nCoV puede provocar neumonía con síntomas como fiebre alta, tos seca, dolor de cabeza y dificultad para respirar. Su período de incubación medio es de tres a siete días, con un máximo de 14. La OMS ha declarado una emergencia internacional