Necrológicas
  • Luis "Luchito" Mansilla Cárcamo
  • María Mimica Brstilo vda. de Kunica

El nuevo bolívar de Maduro se hunde en los primeros días de su debut en las calles

Por Agencias sábado 25 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
11.020
Visitas

Varios empresarios han sido detenidos acusados de subir los precios tras la reforma económica de Venezuela.

punto de cumplirse una semana desde que Nicolás Maduro pusiera en marcha las nuevas medidas económicas para Venezuela, el valor del bolívar, fijado en una tasa de 60 unidades por dólar tras la reconversión que le ha restado cinco ceros a la moneda local, ha seguido depreciándose en los mercados secundarios, ubicándose en algunos índices referenciales a 90, e incluso los 120 bolívares por unidad. Es decir, una devaluación cercana al 50% adicional a la del 96% que se reconoció oficialmente al lanzar la nueva moneda.

“La reacción inicial del mercado ha sido mala. La presión alcista en el dólar sigue”, opina Víctor Alvarez, economista, premio nacional de Ciencias y ministro en funciones en los tiempos del ex Presidente Hugo Chávez.

El nerviosismo de los mercados sigue empujando a los precios. El gobierno del Presidente Maduro está decidido a imponer, por la razón o la fuerza, sus decisiones por lo que ha publicado una lista de precios acordados de 25 productos de la cesta básica de consumo. Esta nueva normativa compromete a los empresarios y productores mediante un pacto a respetarlos y difundirlos. “Los acuerdos de precios no son tales”, asegura Alvarez, “a ese nivel no se pueden ni cubrir costos, y eso puede producir un recrudecimiento de la escasez y la inflación”.

El miércoles y jueves, mientras continuaba la confusión respecto a la instrumentación del bolívar soberano, la Policía Nacional Bolivariana se llevó detenidos a Alejandro Quintana y Graziano La Rosa, gerentes de la tienda PlanSuárez, en Caracas, así como a Luis Lugo y Cipriano Betancourt, contralor y gerente de ventas de la empresa de cartón Smurfit Kappa, en Valencia, en el estado de Carabobo, acusados de acaparamiento y recalculo fraudulento del nuevo bolívar. Maduro ya había advertido a los comerciantes que aquellos que no respetaran las tarifas establecidas serían capturados.

Los operativos de control de precios los lleva a cabo la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde). Su presidente, William Contreras, lamentó que algunas cadenas farmacéuticas como Farmatodo y Farmahorro estén haciendo cálculos incorrectos del valor del nuevo bolívar y prometió investigarlos. La última fue sancionada, al igual que las franquicias de farmacias Locatel y los supermercados Central Madeirense, Excelsior Gama y Luvebras. A los establecimientos se les dio un plazo máximo de cinco días hábiles para que consignen los documentos comprobatorios de las denuncias interpuestas en su contra.

No es la primera vez que se usan desde el Estado este tipo de prácticas punitivas: en los últimos años ejecutivos del comercio Día a Día han sido acusados de especulación, enviados a prisión durante algunos meses, y liberados a posteriori con alguna medida judicial sustitutiva.