Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

El refugiado sirio que se estalló en Alemania juró lealtad al Isis

Por Agencias martes 26 de julio del 2016

Compartir esta noticia
61
Visitas

Un refugiado sirio de 27 años murió el domingo al hacer estallar los explosivos que llevaba, que han dejado a 12 personas heridas, tres de ellas graves, junto a un céntrico restaurante en la ciudad alemana de Ansbach, en el estado de Baviera. El ministro de Interior de la región, Joachim Herrmann, dijo ayer lunes que en el móvil del atacante se ha encontrado un vídeo en el que juraba lealtad al líder del Estado Islámico, Abubaker al Bagdadi, y más tarde, el Isis reconoció que se trataba de uno de sus combatientes.

La explosión se produjo a las diez de la noche cuando los alrededores del establecimiento se encontraban llenos de gente debido a la celebración de un festival de música cerca del lugar. Fuentes policiales han informado que el alcalde dio la orden de parar la música y un agente comunicó a los 2.500 asistentes lo sucedido. Al no haber autobuses ni trenes operativos a esa hora, la mayoría, vecinos de poblaciones aledañas, recorrió el camino de vuelta a casa a pie.

El único muerto es el hombre que llevaba el artefacto dentro de una mochila, según las autoridades, al que habían denegado el permiso de asilo en Alemania. Herrmann, explicó que había llegado hace dos años al país y que su solicitud de asilo fue rechazada, pero que contaba con un documento temporal y los servicios sociales le habían facilitado un departamento. Herrmann ha añadido posteriormente que el hombre iba a ser deportado a Bulgaria.

“En el teléfono celular del hombre se encontró un video con una amenaza en árabe  en la que, según una traducción provisional, anuncia un atentado contra  Alemania en nombre del Islam”, dijo Hermann. En la habitación del albergue en el que dormía, la policía ha encontrado también un bidón de gasolina, ácido clorhídrico, pilas, alambres y jarros. La agencia de noticias Amaq, vinculada a los yihadistas, dijo que el Isis reconocía como propio el atentado y señalaba que el atacante había seguido el llamado del grupo a atentar contra países de la coalición que combaten al Estado Islámico.

El atacante había intentado suicidarse dos veces y había estado ingresado en un centro psiquiátrico. Herrmann aseguró en la conferencia de prensa convocada de urgencia a las 3,35 horas de la madrugada que no estaba claro si en esta ocasión tenía intención de suicidarse o de “llevarse a otros con él a la muerte”, aunque el hecho es que llevaba una mochila llena de explosivos y trozos de metal que podían haber provocado una tragedia mayor, añadió.

La policía ha desplegado un importante dispositivo de seguridad en la localidad, de 40.000 habitantes, en la que se encuentra una base militar estadounidense.

El punto de mira está ahora en el más de un millón de refugiados que vive en Alemania.

La ola de ataques ha exacerbado las críticas en Alemania hacia la decisión de Merkel de abrir las puertas de Alemania a los solicitantes de asilo que huían de las guerras de Afganistán, Siria e Irak. Y es que los golpes se acumulan sin apenas capacidad de asimilarlos. Es el tercer ataque violento en una semana en el estado de Baviera y el cuarto en Alemania.

El viernes por la tarde un joven germano-iraní de 18 años, Ali David Sonboly, mató a tiros a nueve personas, la mayoría adolescentes, e hirió a otras 35 en un centro comercial de Munich, antes de suicidarse. El estudiante, que llevaba un año preparando el ataque, había sufrido acoso escolar. Cuatro días antes, un refugiado afgano de 17 años atacó con un hacha e hirió de gravedad a varios pasajeros de un tren regional, en un acto reivindicado por el Estado Islámico.

Además, este mismo domingo un refugiado sirio de 21 años mató con un machete a una mujer embarazada e hirió a otras dos personas en Reutlingen, en el estado de Baden-Würtemberg, al suroeste del país. La policía descarta de momento que el ataque tenga vínculos islamistas y sospecha que se trata de un acto de violencia de género.

Detienen a joven acusado de ser cómplice del asesino de Munich

La policía alemana ha arrestado a un joven afgano de 16 años, acusado de estar relacionado con Ali David Sonboly, autor de la matanza que costó la vida el viernes en Munich a nueve personas e hirió a 35, según informaron las autoridades.

El joven estaba siendo investigado por las sospechas de que ocultó información sobre los planes de autor del tiroteo. La policía cree que puede haber intervenido en la elaboración de los mensajes de Facebook que invitaban a las víctimas a acudir al centro comercial donde se produjo la matanza, según el comunicado emitido este domingo. “Existe la sospecha de que fuera cómplice del ataque”, añade.

“Vengan a las 16 horas al centro comercial. Los invito a algo, pero no demasiado caro”, escribió en una cuenta de Facebook el asesino camuflado en el nombre de Selina Akim.

La investigación de las autoridades alemanas ha revelado que Ali David Sonboly, el autor de la matanza de Munich, llevaba un año organizando el ataque, aunque ha descartado la vinculación con el terrorismo yihadista.

Agencias