Necrológicas

Elecciones en Argentina: 150.000 voluntarios macristas se preparan contra el fraude

Por La Prensa Austral viernes 25 de octubre del 2019

Compartir esta noticia
Visitas

“Cómo nos hacen fraude electoral (y cómo evitarlo)”, se titula uno de los manuales distribuidos entre los más de 150.000 voluntarios que el macrismo ha movilizado para supervisar las elecciones argentinas. Presidentes de mesa partidarios, urnas preñadas con votos, papeletas adulteradas y falsos votantes son algunas de las supuestas irregularidades a las que los fiscales (veedores) macristas deben estar atentos el próximo domingo.

El candidato a Vicepresidente por el oficialismo, Miguel Angel Pichetto, atribuyó a la falta de control en muchas mesas electorales la pérdida de más de un millón de votos, el equivalente a “entre cuatro y cinco puntos porcentuales” en las elecciones primarias de agosto, en las que el peronista Alberto Fernández se impuso por 16 puntos a Mauricio Macri. El objetivo del oficialismo es evitar cualquier trampa en la nueva votación y aumentar así sus posibilidades de una segunda vuelta.

El fantasma del fraude se viralizó en mensajes de WhatsApp y redes sociales de simpatizantes macristas poco después de difundirse los resultados de las primarias, mucho peores para el oficialismo de lo que pronosticaban las encuestas. Las supuestas pruebas eran telegramas electorales con errores, pese a que los había también que perjudicaban a Fernández. La diputada Elisa Carrió, una de las aliadas más vociferantes de Macri, fue de las primeras en respaldar en público esa teoría inédita -que atribuía a opositores la capacidad de organizar fraude electoral- y vinculó las irregularidades con el control del narcotráfico en la periferia bonaerense.

La coalición oficialista Juntos por el Cambio denunció ante la Justicia argentina irregularidades detectadas en el 20% de las 100.000 mesas habilitadas en las elecciones primarias, como personas que fueron autoridades de mesa sin estar empadronadas en las mismas y otras que lo fueron a pesar de estar afiliadas a algún partido político.

Aunque el recuento definitivo confirmó la gran diferencia a favor de Fernández, la fiscalización se convirtió en uno de los ejes de la campaña del “Sí se puede” con la que Macri sueña con remontar el resultado adverso. “Anótate como fiscal”, se proyectaba una y otra vez en las grandes pantallas instaladas en el barrio de Belgrano antes del inicio del acto con el que el Presidente argentino lanzó su gira por todo el país.

La petición tuvo una respuesta superior a la esperada. “La gente se ofrece y está muy comprometida con fiscalizar las elecciones”, declaró el ministro de Transporte argentino, Guillermo Dietrich, a Clarín.