Necrológicas
  • Miguelina del Carmen Alvarado Garrido

Empresa que maneja la mina de carbón de Río Turbio será investigada por el gobierno de Macri

Por Agencias martes 29 de diciembre del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
211
Visitas

YCF Río Turbio se llama la empresa que maneja la mina de carbón de Río Turbio, en la provincia de Santa Cruz, al igual que la usina que se construyó para generar energía con la producción de la mina. Pero no funciona por falta de carbón.
Esta compañía es una de las firmas que se encuentran “en la mira” del gobierno del nuevo Presidente argentino, Mauricio Macri, y que serán investigadas a través de una serie de auditorías.
De esta manera, el Mandatario trasandino encargó realizar ocho auditorías a distintas áreas del gobierno para definir el estado en que fueron dejadas por la administración de Cristina Fernández.
Medios trasandinos revelaron detalles sobre la serie de auditorías solicitadas por Macri a su jefe de Gabinete, Marcos Peña, para transparentar la condición en que su gobierno recibió el país, revisando los manejos en programas y áreas sensibles de la administración pública durante la era kirchnerista, tal como los planes de ayuda a embarazadas y madres jóvenes, empresas energéticas y centros culturales y el manejo de recursos cuantiosos durante un período en el que, según el diario Clarín, los organismos de control estuvieron aletargados o directamente paralizados.
Casos cuestionados
Las auditorías apuntan a Yacimientos Carboníferos Fiscales Río Turbio, al Programa de Atención Médica Integral (Pami) para jubilados y pensionados, a los planes Qunita y Sueños Compartidos, los centros culturales Néstor Kirchner y Tecnópolis, gestión integral de residuos sólidos urbanos, las transferencias de fondos educativos a las provincias, y la carga tributaria a los combustibles.
Las auditorías, que estarán a cargo de la Sindicatura General de Empresas Públicas (Sigen) y de cada ministerio, tendrán 60 días para establecer si corresponden sanciones administrativas o denuncias judiciales a sus antecesores.
Según el diario Clarín, “la irregular transición presidencial, que tuvo su cúspide en la ausencia de Cristina (Fernández) en las ceremonias del 10 de diciembre, hace pensar que Macri reelaboró la idea de mirar hacia el futuro que presentó durante su campaña y revisará los papeles y la actuación de su antecesora”.
La tarea no estará libre de dificultades ya que los mecanismos de control fueron virtualmente desarticulados por el gobierno de Fernández.
“La Sigen también fue desmantelada por la gestión del kirchnerista Daniel Reposo y cada ministerio tiene una Unidad de Auditoría Interna (UAI), que reporta a la Sigen, pero todas están desactivadas”, publicó el diario La Nación.
El periódico agrega que “apenas asumió, Peña descubrió que para pagar sueldos en un organismo descentralizado él tenía que firmar una autorización. No había sistema de débito automático. Cuando sus ministros piden información a los directores de Recursos Humanos sobre el personal de planta y contratado, las planillas no existen o no llegan. En muchos casos, los directores de RR.HH. no tienen la información. En otros, no la suministran por viejas simpatías con el kirchnerismo”.
La tarea apunta entonces a reactivar las UAI y revisar inventarios de bienes del Estado, deudas, licitaciones en marcha, listados de personal, entes cooperadores que contratan personal con recursos del Estado, ante las sospechas de corrupción y malos manejos.
Según el diario La Nación, estas sospechas ya fueron analizadas por el propio Macri quien en la última reunión de Gabinete fue informado de que las provincias también presentan desórdenes en materia de contratos de funcionarios y de planes sociales. Además, se le informó de cientos de subsidios a empresas y cooperativas gestionados de manera irregular.
Presidente visita
zonas afectadas
El Presidente Mauricio Macri visitó la ciudad de Concordia, en la provincia de Entre Ríos, una de las más afectadas por las inundaciones que afectan la región noreste de Argentina, registrando un saldo de dos muertos y al menos 10.000 evacuados.
Macri interrumpió sus vacaciones de Navidad en el sur del país, y junto a autoridades locales realizó un recorrido para evaluar la situación y determinar las medidas que tomará el gobierno ante una de las peores inundaciones de las últimas décadas, que afecta además a Brasil, Paraguay y Uruguay.
“Tenemos que comprometernos con soluciones definitivas, el gobierno participará con 66% de inversión necesaria para construir las viviendas. Esta inundación nos agarró sobre el final de año, con un gobierno saliente que se gastó lo que no tenía, el año que viene tendremos un presupuesto nuevo”, dijo el Mandatario.

Agencias