Necrológicas
  • Amina Rodríguez vda. de Molina
  • Rodolfo Antonio Godoy Huenteo
  • Fernando Muñoz Subiabre

En Río Turbio le colgaron un bolso a la estatua de Néstor Kirchner

Por Agencias sábado 25 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
567
Visitas

Chorro, devolvé”, es la inscripción que lleva el bolso que ciudadanos de Río Turbio le colgaron en el brazo extendido a la estatua de Néstor Kirchner, levantada en la rotonda justo frente a uno de los monumentos a la corrupción K en la cuenca carbonífera: la megausina.

Esta semana apareció un bolso colgado en el brazo de la estatua. Al pie del monumento, erigido sobre un montículo que simula una pila de carbón, escribieron con pintura blanca “Chorro-Chorro”, término que significa ladrón en Argentina. Horas después, todo fue borrado.

La aparición de los cuadernos y el aquelarre de corrupción y tráfico de bolsos con plata por todo el país, que llevó a cabo el kirchnerismo, primero bajo la tutela de Néstor y luego de Cristina, generó una movida nacional para “deskirchnerizar” el país, con una movida que intenta quitar de los principales lugares donde fue levantada, la estatua de Néstor Kirchner, tal como sucedió en la Unasur, de cuyo frente quitaron la estatua de bronce levantada allí en Ecuador, se está llevando adelante el cambio de denominación de calles, monumentos y espacios que hasta ahora se llaman Néstor Kirchner. Sería imposible pedirle al culpable de aquel indebido e ilegal renombramiento, que hoy le quite el apellido Kirchner a la principal calle de la ciudad.

Sólo en Río Gallegos sobrevive el nombre de la calle Kirchner, el cual fue colocado en lugar de General Roca, porque hay connivencia entre el FPV y la UCR (hoy Cambiemos) y es más, quien hoy es intendente, el ingeniero Roberto Giubetich, fue el principal cultor e impulsor de aquel cambio de nombre estando en la intendencia Héctor Roquel, cuando el propio radicalismo permitió hacer una maniobra dolosa en contra de todas las ordenanzas vigentes, para cumplir el mandato de Máximo y Rudy Ulloa.

En Río Turbio, una ciudad icónica si se quiere del poder kirchnerista, donde YCRT y la megausina han sido la joya de los gobiernos kircheristas, el lugar donde Néstor, Cristina, De Vido y los sindicatos afines, han enjuagado por una década millonarias sumas que desa-parecieron por arte de magia (o mafia), tiene una fuerte impronta K y sin embargo, una parte de la ciudadanía reconoce, con estas manifestaciones que rechazan la corrupción e identifican el robo en el que metieron a la cuenta, que Néstor Kirchner es el símbolo de una década donde la apropiación de los dineros públicos fue un objetivo primordial y que luego fue continuada por 8 años por su esposa en ejercicio del poder.