Necrológicas
  • José Arturo Sotomayor García

Enfrentamientos en Milwaukee tras la muerte a tiros de un joven

Por La Prensa Austral martes 16 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
57
Visitas

Una protesta por la muerte de un sospechoso armado por disparos de la policía terminó en violentos enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad de Milwaukee, Wisconsin. El sheriff local pidió que se movilizara a la Guardia Nacional para garantizar la seguridad tras los disturbios.

La Casa Blanca comunicó que el Presidente Obama, que se encuentra de vacaciones con su familia en la isla de Martha’s Vineyard (Massachusetts), ha sido informado de los incidentes. El suceso coincide con el segundo aniversario de la muerte del joven Michael Brown por disparos de un policía en Ferguson (Misouri), que desató una oleada de protestas contra la violencia policial.

El Departamento de Policía de Milwaukee, la mayor ciudad de este estado del noreste del país, reveló que la víctima es Sylville K. Smith, de 23 años, que falleció por los disparos de un agente y que tanto él como el policía son afroamericanos.

Las autoridades informaron de que Smith tenía antecedentes y portaba un arma cargada cuando la policía dio el alto al vehículo en el que iba con otro joven por “actividades sospechosas”. Los dos ocupantes huyeron a pie tras la advertencia y los policías iniciaron una persecución que acabó con la muerte de Smith.

Tras conocer el suceso, varios residentes salieron a la calle para participar en una protesta que en pocas horas había cambiado de tono. La concentración de un centenar de personas derivó en lanzamientos de ladrillos contra los agentes, disparos y varios coches incendiados. Los manifestantes rompieron las ventanas de dos coches de policía e incendiaron un tercero, según la policía local. Los medios locales aseguran que también quemaron una gasolinera, una tienda de recambios para coches y otros tres establecimientos. Un agente de seguridad resultó herido por el impacto de un ladrillo en la cabeza.

El alcalde de Milwaukee, Tom Barrett, aseguró que la policía ha detenido a tres personas y solicitó a las familias de la ciudad que pidieran a sus hijos que regresaran a casa si estaban participando en las protestas. Barrett ha advertido, además, que la ciudad usará todos los medios disponibles para restaurar el orden.

El representante del Consejo Local, Alderman Khalif J. Raney, declaró a la agencia Reuters que “las personas de raza negra de Milwaukee están cansados de vivir bajo esta opresión. No estoy justificando nada, pero nadie puede negar que existen problemas raciales aquí”.

Milwaukee es una de las ciudades de EE.UU. donde más aumentó el número de homicidios durante 2015, con 145 casos, lo que supuso un incremento del 69% con respecto al año anterior.

El jefe de la policía local, Edward Flynn, declaró que la proliferación de armas en todo el país está detrás de este repunte.