Necrológicas
  • María Bernilda Díaz Oyarzo

Estudio preliminar advierte que habría dos tipos diferentes de coronavirus circulando

Por Agencias jueves 5 de marzo del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

El nuevo coronavirus, Covid-19 o Sars-CoV-2, ya ha dejado miles de muertes en el mundo, y cada día se suman más infectados.

Sin embargo, no todos los pacientes podrían tener el mismo tipo de coronavirus.

Así lo han revelado científicos chinos, quienes publicaron los resultados de un estudio preliminar, en el cual determinaron que habría dos tipos diferentes del nuevo coronavirus: tipo L y tipo S.

El tipo L sería el más agresivo y cuyos síntomas son más notorios, indicaron, mientras que el S sería menos evidente.

El L sería el que infectó a los primeros pacientes en Wuhan, China, donde nació la enfermedad, y habría disminuido su propagación durante enero.

Desde entonces, los científicos creen que se ha extendido más una “versión ancestral”, más antigua de coronavirus: la S, que sería la más común actualmente.

La investigación fue realizada por académicos de la Universidad de Pekín y del Instituto Pasteur de Shanghai (Academia China de Ciencias), y de las muestras que tenían, el 70% correspondía al tipo L, informó el periódico estadounidense The New York Post.

¿Por qué el tipo L es menos común ahora, si es más agresivo? Los indagadores no tienen una respuesta a esa pregunta, pero su hipótesis es la siguiente: “Si el tipo L es más agresivo que el S, ¿por qué la frecuencia del L disminuyó comparado al S en otros lugares, después del brote inicial en Wuhan? Una explicación posible es que, desde enero de 2020, los gobiernos centrales y locales de China han tomado medidas de prevención y control rápidas y exhaustivas”.

Esos esfuerzos podrían haber logrado contener el tipo L, mientras que el S, que es más débil, podría no haberse detectado con tanta efectividad y, por lo tanto, se expandió más.

Por lo mismo, los científicos recalcaron que es necesario reforzar la detección oportuna del tipo S del coronavirus.

Además, afirmaron que hay que desarrollar más estudios para continuar analizando el virus.