Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Miriam Rozas Alvarado
  • Dagoberto Mancilla Ojeda
  • Ida del Carmen Alvarado Navarro
  • Pedro Delgado Andrade
  • Peter Eladio Frías Gómez

FBI investiga nuevos correos de Clinton

Por Agencias sábado 29 de octubre del 2016

Compartir esta noticia
102
Visitas

El FBI anunció ayer que analizará nuevos correos de Hillary Clinton en relación a la investigación que había cerrado por su uso de un servidor privado como secretaria de Estado. La agencia reabre así sus pesquisas para determinar si esos documentos contienen información clasificada. Los correos se descubrieron en un caso separado sobre Anthony Weiner, el marido de una asesora de Clinton.

El anuncio llega a menos de dos semanas de las elecciones presidenciales en que la demócrata parte con ventaja ante el republicano Donald Trump, lo que presumiblemente lo convertirá en un asunto central en la recta final de la campaña.

En una carta a los líderes del Congreso, el director del FBI, James Comey, explica que desconoce si los nuevos documentos aportarán datos relevantes y advierte que no puede predecir cuánto tardará el FBI en analizarlos, por lo que es una incógnita si habrá novedades antes de las elecciones del 8 de noviembre.

Los nuevos correos, según medios estadounidenses, se obtuvieron después de que el FBI se hiciera con aparatos electrónicos de Weiner y de su esposa Huma Abedin, mano derecha de Clinton, en el marco de la investigación a él por el envío a mujeres de mensajes y fotos de contenido sexual. En una de ellas, Weiner aparecía con su hijo pequeño al lado. Esas comunicaciones llevaron en agosto a Abedin a anunciar la separación de su marido, que había mandado mensajes similares en el pasado.

El director del FBI afirmó bajo juramento en el Congreso que la agencia “había completado su investigación” del servidor privado de Clinton, por lo que tenía que comunicar ahora a los legisladores que su testimonio se debe “completar”, como él mismo explica en la carta. Es decir, al obtener nueva información, se veía obligado a enmendar su testimonio.

El FBI cerró en julio la investigación a Clinton al considerar que, pese a haber actuado de forma “extremadamente descuidada” en el manejo de información oficial con su email privado, no había cometido ningún delito. La decisión del FBI llevó al Departamento de Justicia a no presentar cargos contra la ex secretaria de Estado, lo que supuso un respiro para la campaña de la demócrata.

Agencias