Necrológicas

Fiscal peruano deja sin efecto destitución de investigadores del Caso Odebrecht

Por Agencias jueves 3 de enero del 2019

Compartir esta noticia
47
Visitas

El fiscal nacional de Perú, Pedro Chávarry, dejó sin efecto la destitución de los investigadores del Caso Lava Jato (Odebrecht), tras una serie de críticas contra la decisión, por parte de sus pares e incluso del Presidente Martín Vizcarra.

La sensación prevaleciente es que Chávarry favorece la impunidad con el cese de los fiscales claves del caso Odebrecht, a quienes él nombró en julio pasado.

Chávarry es cuestionado porque se considera que el cese de los fiscales Vela y Pérez boicotea un acuerdo judicial de colaboración eficaz (delación premiada) entre la Fiscalía brasileña y los fiscales peruanos despedidos para que los ejecutivos de Odebrecht aporten las pruebas documentales de presuntos pagos a políticos locales a cambio de favores.

El acuerdo empezaría a regir el 11 de enero con una declaración en Sao Paulo del ex jefe de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, a los fiscales ahora cesados.

Chávarry destituyó a los fiscales este 31 de diciembre a pocas horas de la fiesta del Año Nuevo, lo que llevó a que Vela y Pérez lo acusen de servir a los intereses de la organización criminal que ellos investigan.

Los dos fiscales presentaron este miércoles una impugnación a la resolución que los cesaba para que fuera revisada por la junta de fiscales supremos, compuesta por cinco fiscales, uno de ellos Chávarry, que aseguraron que debía inhibirse.

Vela señaló que el principal motivo de la destitución era frustrar el acuerdo de colaboración eficaz (delación premiada) alcanzado con la empresa Odebrecht y que debe dar un espaldarazo a las investigaciones con nuevos interrogatorios a los ejecutivos y la entrega de información sensible.

Además de Keiko Fujimori y Alan García, las investigaciones del Caso Odebrecht en Perú también comprenden a los ex Presidentes Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski. Hasta ahora, Odebrecht ha reconocido ante fiscales haber pagado millonarios sobornos en Perú entre 2005 y 2014, acompañados de donaciones de dinero a los principales líderes políticos para financiar sus campañas electorales a la Presidencia del país.