Necrológicas
  • Juan Fermín Purralef Montalva

Gobierno de India suspendió internet y telefonía mientras escalan protestas

Por Agencias viernes 20 de diciembre del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

El servicio de telefonía e internet fue suspendido en varias zonas de Nueva Delhi por orden del gobierno de la India, en medio de una escalada de protestas en contra de una polémica iniciativa legal que busca dar la ciudadanía a inmigrantes irregulares pero excluye a los musulmanes.

Los servicios de llamadas, mensajería e internet fueron interrumpidos en distintas áreas de la capital india hasta nuevo aviso por instrucción de las autoridades, confirmaron este jueves las compañías Airtel, Reliance Jio y Vodafone Idea que operan en la zona.

“Estamos cumpliendo con las instrucciones recibidas por las autoridades del gobierno de suspender los servicios de voz, SMS (mensajería) y datos en ciertas áreas de Delhi. Una vez que se levanten las órdenes de suspensión, nuestros servicios estarán completamente en funcionamiento”, informó a los usuarios la oficina de atención al cliente de Airtel.

La compañía india no precisó el tiempo de la suspensión ni en cuántas áreas fue suspendido internet, mientras que un aviso similar fue publicado por Vodafone Idea, que informó también del bloqueo de los servicios a instancias del gobierno.

“Según la directiva recibida por el gobierno, los servicios se suspenden en algunos lugares (Jamia, Saheen Bagh, Bawana, Seelampur, Jaffrabad, Mandi House y parte de la ciudad amurallada). Como resultado de esto, no podrá utilizar los servicios hasta después del mediodía local en estos lugares”, informó la compañía a un usuario en al red social Twitter.

La mayoría de los lugares en los que los servicios fueron suspendidos han sido epicentro durante más de una semana de intensas protestas y enfrentamientos con las autoridades.

En algunas zonas de la capital como Mandi House o el histórico Fuerte Rojo había previstas esta jornada manifestaciones y despertaron con un fuerte dispositivo policial, mientras que en numerosas ciudades de la India como Bombay o Calcuta también se produjeron congregaciones multitudinarias.

Las protestas comenzaron el lunes de la semana pasada cuando el gobierno del Primer Ministro, Narendra Modi, presentó en el Parlamento una enmienda a la ley de ciudadanía que permitiría regularizar a los inmigrantes procedentes de Afganistán, Pakistán y Bangladesh llegados al país antes de 2014 y pertenecientes a las religiones hindú, sij, budista, jain, parsi y cristiana.

En los estados del noreste de la India, donde reina un fuerte sentimiento antiimigrante sin importar la religión, también se han producido fuertes protestas que han ocasionado al menos cuatro muertos.