Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Hoy se vota en Corea del Sur un impeachment contra la Presidenta Park Geun-hye

Por Agencias viernes 9 de diciembre del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
66
Visitas

Hoy se votará en la Cámara Baja de Corea del Sur un impeachment contra la primera Presidenta mujer del país, Park Geun-hye, por su relación con un caso de corrupción cuya protagonista es su íntima amiga y asesora espiritual, Choi Soon-sil, o como le llaman tras la polémica, la “Rasputina coreana”. Choi ya fue detenida por las autoridades surcoreanas junto con otros dos implicados en la investigación, en la que es acusada de extorsión y amenaza a empresarios para que éstos financiaran fundaciones que ella presidía, utilizando la influencia de Park. Con estas maniobras la asesora espiritual habría desviado cerca de 69 millones de dólares a su cuenta personal.
Pero el caso de corrupción no es lo que más le preocupa a la ciudadanía. Además de ser sospechosa de ser cómplice de su amiga en la estafa, a Park se le acusa, en el juicio político que enfrentará hoy, de haber dado acceso a Choi a información y documentos estatales y confidenciales para ayudarla en la toma de decisiones, sin tener un cargo oficial en el gobierno.
La Rasputina coreana
La relación de las familias de Park y Choi data de hace décadas. El padre de Choi, Choi Tae-min, era un policía que, tras convertirse primero al budismo y luego al cristianismo, se transformó en pastor y fundó una secta religiosa llamada “Iglesia de la Vida Eterna” y se autodenominó el “futuro Buda”. Tae-min se convirtió en el mentor del padre de la Mandataria surcoreana, el dictador militar Park Chung-hee, que gobernó el país entre 1961 y 1979.
En 1974, Park tuvo que hacer de Primera Dama luego de que su madre fuera asesinada por una bala que iba dirigida hacia el dictador. Ahí fue cuando Tae-Min comenzó a acercarse a Park. En 1979, la relación se intensificó cuando Chung-hee fue asesinado por el jefe de la Unidad Central de la Inteligencia coreana, quien adjudicó sus motivos del ataque a la inhabilidad de Chung-hee de deshacerse de la influencia de Tae-min.
Con sus dos padres muertos, Park comenzó a acercarse al ámbito político con Tae-min como mentor y guía espiritual. Pero el líder de la “Iglesia de la Vida Eterna” murió en 1994, tras lo cual su hija, Choi, se ganó el corazón de Park al insistirle que recibía mensajes de la fallecida madre de la futura Mandataria. Desde entonces, Choi -cuyo ex esposo es el ex jefe de Gabinete de la Presidenta- se mantuvo como asesora de Park con un muy bajo perfil y asumió como líder de la secta religiosa de su padre, una mezcla entre budismo, cristianismo y toques de shamanismo mágico que al parecer cautivó a Park.
Una vez electa Presidenta en 2013, Park mantuvo a Choi como asesora y guía espiritual hasta hace algunos meses, consultándole decisiones de Estado y dándole acceso a documentos e informaciones clasificadas sin tener un puesto de gobierno oficial. Al momento de su detención, la “Rasputina coreana” pidió perdón y aceptó que cometió “un pecado que merece la muerte”.
Además de la apertura de la investigación en contra de ambas por la estafa de Choi a empresarios usando la influencia de Park, el Parlamento anunció también un impeachment contra la Mandataria, quien comunicó su renuncia a fines del mes pasado. Hoy se realizará la votación del juicio político, la que necesita de la aprobación de dos tercios de la Cámara Baja. Una vez que pasa, se necesitan votos a favor de seis de los nueve jueces del Tribunal Constitucional, tras lo cual Park Geun-hye sería la primera Mandataria surcoreana en ser destituida.