Necrológicas
  • Gabriel Gonzalo Toledo Cárdenas
  • Adolfo Díaz Gloss
  • José Arturo Olavarría Velásquez
  • Víctor Serón Nail

Jueza rusa se ve forzada a renunciar tras filtrarse foto suya en topless

Por Agencias jueves 23 de mayo del 2019

Compartir esta noticia
880
Visitas

Irina Devayeva es la jueza más mencionada en la esfera pública rusa. No es para menos. Su nombre saltó de la noche a la mañana y no precisamente por dictar un fallo, aunque algunos creen que se trata de una venganza al respecto.

Lo que se sabe es que los colegas de Devayeva, compartieron una fotografía íntima de su compañera jurista, la cual fue puesta en el ciberespacio. El registro la deja ver en topless, pero lo que parecía una trama generada por un error de criterio a la hora de enviar la foto, estaría vinculado con una presunta “vendetta” desde el Kremlin.

En 2018, la jueza Devayeva decidió procesar en libertad Anna Pavlikova, de 18 años, y Maria Dubovick, de 19, acusadas de extremismo contra el gobierno ruso.

Sus abogados confirmaron la información que ha sido publicada en medios británicos como The Sun.

La información que circula sobre el caso de Devayeva, por hoy, es escasa. Sus abogados insisten en todo momento que las fotografías de su clienta no fueron compartidas desde su teléfono móvil, dejando en el aire la posibilidad de un espionaje en contra de la jueza, por haber decretado libertad sobre las jóvenes implicadas en extremismo contra el gobierno de Vladimir Puttin.

Fue la misma jueza quien decidió renunciar ante la corte del distrito de Dorogomilovsky en la que se desempeñaba, pero al parecer está dispuesta a revelar lo ocurrido en torno a su caso.

Un informante fue citado por el sitio web de noticias Znak, asegurando que “esta foto fue tomada mucho antes de que Devayeva se convirtiera en juez. Su iPhone fue hackeado e inmediatamente se llevaron a Irina con su sello y su tarjeta de identificación”, relató el funcionario judicial.

“Por supuesto, se vio obligada a escribir una carta de renuncia” agregó. Sin embargo las investigaciones en torno al caso tienen a la opinión pública mundial a la expectativa del desenlace, debido al tipo de juicio que Irina llevaba en su corte.

Los medios rusos e internacionales hablan de “presiones” pesando en contra de la joven jueza que se desempeñaba en ese tribunal desde 2016 y que ahora enfrenta una verdadera tormenta pública debido a la foto que circula en el ciberespacio.

Entre las reacciones en redes sociales como Facebook, The Sun, cita a la de usuarios hablando fuerte y claro sobre el tema ruso del momento. “El sistema empuja a los honestos”, dijo uno de estos.

Otro cuestionó por qué fue Devayeva quien estaba siendo castigada por el hackeo de su teléfono.“Hackear un teléfono no es una ofensa, ¿no? ¿Y el derecho a la privacidad? ¿O la vieja hipocresía soviética nunca desapareció?”.