Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Peter Eladio Frías Gómez
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • María Patricia Vargas Fuentes

La OMS critica a Seúl por la respuesta ante el virus respiratorio Mers

Por Agencias domingo 14 de junio del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
81
Visitas

La delegación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) desplazada hasta Seúl ha cuestionado el optimismo de las autoridades surcoreanas, que confiaban en poder controlar los contagios del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (Mers) en los próximos días.
La OMS espera que el número de casos siga aumentando y ha asegurado que el brote es “complejo”, por lo que se necesitarán semanas para erradicarlo y mantener las medidas de control existentes.
La buena noticia, según la OMS, es que no hay indicios de que el virus haya mutado hacia una forma que haga más fácil su transmisión y que los contagios siguen ocurriendo dentro de los hospitales. “Por el momento no hemos encontrado ninguna evidencia que indique una transmisión en curso entre la comunidad”, aseguró Keiji Fukuda, director general adjunto de la organización, que descartó la posibilidad de una pandemia.
138 infectados
Si bien el viernes parecía que la expansión del virus estaba disminuyendo (solamente se detectaron cuatro casos más), ayer se confirmaron 12 contagios adicionales y tres pacientes fallecieron. Los 14 muertos desde la irrupción de la enfermedad el pasado 20 de mayo son personas mayores que padecían de otra dolencia crónica en el momento del contagio. Uno de los nuevos casos es un conductor de una ambulancia que la semana pasada transportó a varios enfermos, según informó el Ministerio de Salud surcoreano. El número de total de infectados asciende a 138.
El virus entró al país asiático a través de un hombre de 68 años que realizó un viaje de negocios por cuatro países del Golfo Pérsico, lugar en que se originó en 2012 y donde se han registrado un millar de contagios desde entonces.
“Al contrario que la situación en Arabia Saudita, nos enfrentamos a una propagación más rápida entre humanos cuyo foco está en uno de los hospitales más grandes y prestigiosos del país. Será muy difícil eliminar el virus a corto plazo”, asegura Song Dae-sup, farmacólogo de la Universidad de Corea que trabaja codo con codo con los equipos de la OMS. Se refiere al Centro Médico Samsung de Seúl, donde se han registrado casi la mitad de los casos.
Según Song, las tareas se centran en la pronta detección de la enfermedad entre las más de 3.600 personas que siguen bajo observación y su rápido aislamiento en caso de que muestren síntomas como tos, fiebre o dificultades respiratorias.
El equipo de la OMS, que ha visitado gran parte de los hospitales y centros médicos que lidian con el virus, criticó la respuesta del gobierno surcoreano durante los primeros momentos de la crisis: “Las medidas de prevención y control de la infección no fueron las óptimas en algunos hospitales, donde las salas de emergencia estaban abarrotadas y muchos pacientes compartieron una sola habitación. Esto creó un ambiente propicio para la propagación del virus”, dijo Fukuda. Ante la situación, emplazó a las autoridades a mantener la vigilancia “hasta que el brote haya terminado de forma clara”.
Alarma social en Seúl
La aparición del virus ha provocado la alarma social en Seúl y la provincia de su alrededor, donde se ordenó el cierre de los centros educativos y se ha notado una fuerte caída de la actividad en restaurantes, centros comerciales o cines. “El virus no se ha propagado fuera de los centros médicos, así que creo que la gente no debería asustarse tanto. El cierre de escuelas me parece una medida desproporcionada. Ahora que los controles del gobierno son más estrictos, esperamos que los casos se vayan reduciendo paulatinamente”, defiende Song.
El Mers está causado por un coronavirus de la misma familia que el Sars y, aunque el contagio es más difícil, su tasa de mortalidad se sitúa entre el 30 y el 40%. En el caso del brote en Corea del Sur, sin embargo, el porcentaje baja hasta el 10%. “Teóricamente el contagio se puede producir si alguien se encuentra a menos de 1,8 metros del enfermo. Sin embargo, también se especula que los fluidos corporales o la secreción nasal de los infectados también podrían ser otra causa de la infección”, explica Song.

Agencias