Necrológicas
  • José Arturo Sotomayor García

Líder de Madres de Plaza de Mayo se niega a declarar en causa por desvío de fondos

Por Agencias jueves 11 de agosto del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
55
Visitas

La líder de la organización humanitaria Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, se rehusó ayer miércoles a declarar ante la justicia en una causa por supuesto desvío de fondos públicos tras el escándalo de la semana pasada por un fallido arresto al negarse a comparecer en tribunales.
“Los jueces no son la justicia”, dijo luego De Bonafini a la prensa en la sede de la organización adonde acudió el juez Marcelo de Giorgi a tomarle declaración junto a la fiscal del caso.
La veterana activista recibió al magistrado pero dijo que no prestaría declaración y firmó el acta correspondiente.
El juez levantó el viernes una orden de detención contra la dirigenta de 87 años impartida el día anterior, a cambio de que prestara declaración en la investigación por defraudación a la administración pública en un plan social de viviendas paralizado en 2011 por denuncias. De Bonafini se había negado a acudir a tribunales en dos ocasiones. El juez accedió a tomarle declaración en la sede de las Madres.
Cuando la policía se presentó el jueves último en la sede de las Madres para arrestarla, decenas de seguidores lo impidieron y facilitaron la salida de la dirigente del lugar ubicado a 200 metros del Congreso.
“Fue un acto político, una protesta para que estemos cada día más cerca de la justicia y más lejos de estos jueces”, explicó De Bonafini.
“Los pueblos tenemos derecho a que la justicia exista y que los jueces impartan justicia como corresponde, para eso les pagamos y sin embargo ellos responden al gobierno” del Presidente Mauricio Macri, dijo De Bonafini. La líder humanitaria, que tiene a sus dos hijos y a su nuera desaparecidos, afirmó que no teme ir presa.
“Yo fui muchas veces presa, no saben cuántas veces nos pegaron, nos vaciaron la casa. Cuando nos encerraban con un muerto en la celda… No le tengo miedo a la cárcel ni a los que me quieren meter presa”, dijo al rememorar su lucha durante la dictadura (1976-1983).
La justicia investiga el presunto delito en la construcción de viviendas sociales del plan Sueños Compartidos de las Madres de Plaza de Mayo por el cual se construyeron decenas de centros médicos, escuelas y viviendas para sectores de bajos recursos en todo el país.
“Las casas están hechas, las inauguraciones se hicieron, estoy feliz porque la gente tiene casas; pero ahora no se le pagaron a los trabajadores, ni los insumos, esa es la injusticia”, dijo.
“Justicia sería que las Madres quedemos liberadas (en la investigación), no por nosotras: no queremos que quede sucia la imagen de nuestros hijos, de los 30 mil” desaparecidos que dejó la dictadura, dijo.
Agencias