Necrológicas

Macri ordenó sacar cualquier vestigio de “kirchnerismo” de la Casa Rosada

Por La Prensa Austral miércoles 9 de marzo del 2016

Compartir esta noticia
167
Visitas

Con la llegada de Mauricio Macri a la presidencia de Argentina, muchas cosas han cambiado. Esta vez, le tocó a la Casa Rosada, que abandonará la decoración kirchnerista que la ex Mandataria Cristina Fernández se encargó de dejar antes de su partida del poder.

Según consigna el diario argentino Clarín, funcionarios aseguraron que las remodelaciones responden a una orden del Ejecutivo que busca transformar el Palacio de Gobierno desde un actual «museo del populismo» a un recinto más institucional. Así, ni Mafalda, Charly García, ni Diego Maradona se salvarán de los cambios impulsados por el Ejecutivo que entre otras modificaciones suprimirá la Galería de los Idolos Populares. Esta será reemplazada por «obras de calidad que tengan que ver con la historia argentina y, cuando sea posible, recuerden hechos que hayan ocurrido en ese sector de la Casa Rosada», explicó un encargado de las modificaciones.

Como parte del plan, los bustos de los ex Presidentes argentinos, donde actualmente se encuentran destacados el de Juan Domingo Perón y Néstor Kirchner a petición de Fernández, serán trasladados a un Hall de Honor y saldrán de la entrada de la Casa Rosada. También desaparecerá otra de las creaciones de Cristina: la Galería de los Patriotas Latinoamericanos. Aunque hace algunas semanas ya fueron descolgados los cuadros de Kirchner y Hugo Chávez, también perderán su lugar los de Salvador Allende, el «Che» Guevara, Eva Perón, Pancho Villa, Simón Bolívar, Tupac Amaru, entre otros.

Macri, delegó todos los cambios a su secretario general, Fernando de Andreis, quien a su vez cuenta con la asesoría de la presidenta de la Comisión Nacional de Monumentos Históricos, Teresa de Anchorena. También será respaldado por el secretario de Patrimonio Nacional, Américo Castilla y por una decoradora a cargo de los cambios también en los despachos de tres de sus ministros y de las reformas a la Quinta de Olivos.