Necrológicas
  • Emilia Sánchez Saldivia
  • Mercedes Castro Arias
  • María “Mila” Muñoz Gómez
  • Carlos Chandia

Maduro anuncia que multiplicará por 34 el valor del sueldo mínimo

Por Agencias domingo 19 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
352
Visitas

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se ha dirigido este sábado al país en cadena nacional de radio y televisión para formalizar nuevos anuncios cambiarios y fiscales, enmarcados dentro del denominado Plan de Recuperación Económica.

Este programa, que prevé multiplicar por 34 el salario mínimo, desembarca en el país en medio de una gravísima e inédita crisis económica y tiene uno de sus pivotes fundamentales en la reconversión monetaria, a concretarse este lunes 20 de agosto.

Las medidas anunciadas por Maduro comprenden la concreción final del precio del petro (la criptomoneda estatal creada por el gobierno), tasado finalmente en 3.600 “bolívares soberanos” a partir de este lunes 20. El petro fue presentado por Maduro como “un punto de anclaje y unidad de cuenta fluctuante para fijar el valor del trabajo y el precio de los bienes de consumo”.

Cada petro, según el Mandatario, equivale a unos 60 dólares, basado en el precio del barril de petróleo venezolano. En bolívares actuales, el ingreso mínimo pasaría de 5,2 millones (menos de un dólar en el mercado negro, que domina la economía) a 180 millones (unos 28 dólares). El ajuste, del 3.464%, es el quinto del año. El ingreso mínimo, que no alcanza ni para comprar un kilo de carne, se ha diluido en Venezuela por la acelerada devaluación del bolívar y una hiperinflación que podría llegar a 1.000.000% este año, según el FMI.

También se ha anunciado la fijación de una sola tasa de cambio, que será la que indique el petro, el aumento del Iva y otros impuestos y el fortalecimiento de la disciplina fiscal. Este lunes 20 será lanzado, además, “un bono de reconversión monetaria” para los seis millones de personas portadores del Carnet de la Patria, y otros cuatro millones de personas más, de 600 bolívares soberanos.

Maduro dijo que el censo del transporte, para formalizar el aumento del combustible y el subsidio al transporte, se extenderá hasta el 30 de agosto. Con estas decisiones, se concreta una devaluación de 96%. Hasta el sábado, el dólar era ofertado por los mecanismos oficiales de subastas a 248.000 bolívares. El mecanismo cambiario anunciado por Maduro contempla la venta de un dólar a 3.600 bolívares soberanos, 360 millones de bolívares antiguos.

Los anuncios de Maduro tomaron de sorpresa a observadores y analistas económicos, que aguardaban por el resto de las medidas incluidas en el contexto de la reconversión monetaria para el próximo lunes. Entre otras cosas, siguen pendientes el resto de las disposiciones vinculadas a la derogación de la Ley de Ilícitos Cambiarios.

Poco se sabe sobre los técnicos que han liderado este viraje del chavismo, un movimiento político con pocos economistas. Mientras comentaba las medidas, Maduro dijo que el rediseño de la estrategia económica oficial ha contado con la ayuda de técnicos internacionales “alejados de los centros de poder imperial”. Se supo que en su confección concurrieron algunos técnicos ecuatorianos cercanos al gobierno del expresidente Rafael Correa.

Aunque algunos economistas han reconocido como positivo el anunciado interés por la disciplina fiscal, junto a algunas modificaciones cambiarias parciales, que podrían dinamizar la oferta de servicios, en su conjunto las medidas de Maduro han sido interpretadas como el pórtico de nuevos tormentos económicos, que se pueden traducir en la quiebra masiva de empresas y un aumento exponencial de la hiperinflación.

Prácticamente todos los observadores económicos expresaron sus reservas en torno a la posibilidad de que el gobierno de Maduro atienda la disciplina fiscal, habida cuenta de que, en términos históricos, se ha dedicado a hacer siempre exactamente lo contrario. Se habla también de la falta de financiamiento externo, un aspecto considerado fundamental para que un programa de ajuste de este tipo sea viable.