Necrológicas
  • Alan Esteban Goyack Cerpa
  • Rita Groves Lye vda. de Lovretic
  • María Angélica Cárcamo Cárcamo
  • Alisson Hutt Fontt
  • Eva Florentina Pérez Muñoz

Manifestantes de Hong Kong protestaron portando la bandera de EE.UU.

Por Agencias lunes 9 de septiembre del 2019

Compartir esta noticia
102
Visitas

Hong Kong se ha abrazado este domingo a la bandera de Estados Unidos. Los manifestantes han enviado su mensaje desde las calles al gobierno y a la policía de Hong Kong: pese al retiro definitivo del proyecto de ley de extradición, los ciudadanos no cejarán su presión hasta que no vean cumplidas el resto de sus demandas. Y lo han expresado primero, por las buenas, con una marcha de decenas de miles de personas envueltas en la bandera de las barras y estrellas hacia el Consulado de EE.UU.

La concentración de este domingo, al comenzar la 14ª semana de protestas, se iniciaba en Chater Garden, los jardines que ya han sido escenario de numerosas manifestaciones. Muchos portando banderas estadounidenses, cantando el himno de ese país o algunos de los principales lemas de estas protestas -”¡ánimo, hongkoneses! ¡Defendamos Hong Kong! ¡Cinco demandas, ni una menos!”- se ponían en marcha hacia el consulado antes de lo previsto, simplemente por falta de espacio en la plaza.

Con la marcha, los manifestantes buscaban instar al Congreso de EE.UU., que retoma su sesión legislativa este lunes, para que apruebe una propuesta de ley que obligaría a ese país a verificar que se respetan los derechos humanos en Hong Kong, antes de renovar anualmente el trato comercial preferente que otorga a este territorio autónomo.

China sostiene que las manifestaciones en Hong Kong no son actos espontáneos, sino que cuentan con el respaldo y la financiación de potencias extranjeras -Estados Unidos, principalmente-, directamente o a través de ONG y otras instituciones. Las imágenes de jóvenes enmascarados que alzan la bandera estadounidense refuerzan esa narrativa.

El miércoles, la jefa del gobierno autónomo, Carrie Lam, había anunciado el retiro formal del proyecto de ley de extradición, del que se temía que abriera la puerta a entregas arbitrarias de sospechosos a China. La tramitación de esa medida, en junio, había desencadenado la actual ola de protestas

Grupos de manifestantes han expresado, a través de las redes sociales o en ruedas de prensa, su desconfianza hacia el gesto de Lam, que creen encaminado a desactivar, por un lado, la posibilidad de que el Congreso de EE.UU. apruebe su medida; y, por otro, escenas de protestas violentas el 1 de octubre, cuando China celebrará el 70º aniversario de la fundación de la República Popular y no quiere que nada empañe esos festejos.