Necrológicas
  • Juan Enrique Ruiz Mayorga
  • Eva Florentina Pérez Muñoz
  • Eliana Vicenta Jercic Giner
  • Alisson Hutt Fontt

Masivo despliegue de seguridad limita desmanes en protestas en Francia

Por Agencias domingo 24 de marzo del 2019

Compartir esta noticia
59
Visitas

Decenas de miles de “chalecos amarillos” se manifestaron en Francia este sábado en medio de un fuerte dispositivo de seguridad que impidió, a pesar de algunos incidentes, las escenas de caos y saqueos del pasado fin de semana en los Campos Elíseos de París.

Unos 40.500 manifestantes volvieron a las calles en todo el país, de cuales 5.000 protestaron en París, declaró el ministro de Interior, Christophe Castaner, que se congratuló porque “las consignas de firmeza” permitieron a su juicio “mantener el orden”.

Desde las primeras horas de la mañana, decenas de vehículos de la policía, incluyendo camiones blindados y cañones de agua, se desplegaron a lo largo de la célebre avenida parisina, donde la semana pasada los manifestantes desvalijaron varias tiendas de lujo, quemaron kioscos de periódicos y destrozaron escaparates.

Para evitar nuevos desmanes, las autoridades prohibieron el acceso a los manifestantes. También prohibieron protestas en un perímetro adyacente dentro del cual está el palacio presidencial del Elíseo y la Asamblea Nacional.

Ante la veda, los “chalecos amarillos” no tuvieron más remedio que congregarse en otros puntos de la capital.

El pasado sábado fueron 32.000 “chalecos amarillos” en toda Francia, lo que significa que en esta ocasión la cifra de asistentes volvió a aumentar, a pesar del despliegue de seguridad. Los asistentes a la marcha en París habían sido en cambio más numerosos hace una semana, 10.000.

Al caer la noche, la policía empleó gases lacrimógenos para dispersar a la muchedumbre que intentó desplazarse hacia el centro de París.

Unas 56 personas fueron detenidas por haberse congregado en el perímetro vedado y 45 fueron multadas. Las multas en caso de participar en una manifestación sin autorización pasaron esta semana de 38 (43 dólares) a 135 euros (152 dólares) para disuadir a los manifestantes.

El movimiento identificado con los “chalecos amarillos”, que nació en noviembre ante el hartazgo social y fiscal, mutó en una protesta sin líderes claro, y no se calmó con el “gran debate nacional” lanzado por Emmanuel Macron para responder a los reclamos de los franceses.