Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

México avala la adopción para parejas gays

Por Agencias miércoles 12 de agosto del 2015

Compartir esta noticia
59
Visitas

México sigue avanzando en la equiparación de derechos para las parejas homosexuales. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) falló ayer a favor de su derecho a la adopción menores de edad. La medida del alto tribunal declara inconstitucional un artículo de la ley sobre parejas de hecho -Sociedades Civiles de Convivencia- del Estado de Campeche que prohibía adoptar a cualquier pareja inscrita en esta modalidad jurídica.

Con una mayoría de nueve sobre los 10 ponentes, la decisión abre la puerta a solidificar definitivamente este derecho a nivel federal por la vía de la unificación de doctrina ante los recursos de amparo. Durante las sesiones previas a la votación final, el presidente del tribunal, Luis María Aguila, defendió el fallo aduciendo, además de los derechos de las parejas homosexuales, al interés del menor. “Yo no veo ningún problema para que un niño sea adoptado en el seno de una sociedad de convivencia que tiene precisamente este propósito ¿qué? ¿vamos a preferir que tengamos en la calle niños que según las estadísticas superan los 100 mil? Se atenta, desde luego y quizá con tanta intensidad o más, el interés superior del menor”.

La única voz discordante, el ex procurador general de la República, Eduardo Medina Mora, consideró que no había tal discriminación ya que las sociedades de convivencia regulan de igual manera a parejas gays y heterosexuales. “Me parece que la inconstitucionalidad está que en el fondo lo que se está discriminando es a las personas homosexuales; se disfraza de manera sutil, inteligente, pero eso es lo que está atrás de esta legislación”, respondió por su parte el presidente del tribunal.

México avanza así un escalón más, tras el paso de gigante que dio en junio en el reconocimiento del matrimonio homosexual. En una sentencia histórica, la SCJN respaldó de manera definitiva estos enlaces y los equiparó plenamente a los heterosexuales. El fallo puso fin a la dispersión legal en torno a la cuestión al considerar inconstitucional cualquier norma que establezca que la finalidad del matrimonio es la procreación o que lo defina como la unión entre un hombre y una mujer. Esta doctrina supone en la práctica su legalización y sitúa a México en la órbita de Argentina, Brasil o Uruguay.